El diario ABC les ha pedido su opinión sobre el modelo territorial

¿Qué piensan los históricos del PSOE de Rubalcaba, de Artur Mas y de la deriva del PSC?

Cinco altos dirigentes socialistas responden sin remilgos

¿Qué piensan los históricos del PSOE de Rubalcaba, de Artur Mas y de la deriva del PSC?
Artur Mas y Alfredo Pérez Rubalcaba. EP

El diario ABC ha recabado las dudas sobre el modelo territorial del alcalde de Toledo y secretario general de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page; el alcalde de Zaragoza y exministro Juan Alberto Belloch; el alcalde de Tarragona y dirigente del PSC José Félix Ballesteros; el expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, y el exalcalde de La Coruña y exembajador ante la Santa Sede Francisco Vázquez.

Joaquín Leguina, expresidente de la Comunidad de Madrid

1. ¿Qué le parece que el PSOE no quiera «líneas rojas» previas en el debate de la reforma constitucional, para no tapar el debate de la autodeterminación?

«El proyecto «Federalismo asimétrico», pues de eso se trata, fue el nombre que le dio Maragall a su invento. Fracasó en las urnas (sólo votaron a favor poco más del 30% de los catalanes con derecho a voto) y fracasó jurídicamente (el TC echó abajo los seis pilares competenciales en los que se asentaba)… y ahora la dirección del PSOE vuelve, como la burra, al trigo pretendiendo -nada menos- que cambiar la Constitución para que aquellas peregrinas ideas quepan en ella».

2. ¿Cree que el PSOE debe frenar la deriva en la que se está incurriendo por su relación con el PSC?

«La deriva identitaria maragalliana le ha hecho perder al PSC en las elecciones autonómicas el 57% de los votos que tenía en 1999 y el 62% de los escaños. Una deriva suicida en la cual el PSOE no debería participar y, sin embargo, todo este rollo del «federalismo» no pretende otra sino evitar que el PSC se «enfade». Un PSC en caída libre ideológica y electoralmente».

3. ¿Considera que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba está dilapidando la E de España y poniendo en riesgo su propio liderazgo?

«Lo único sensato que ha de hacer el PSOE frente al «contencioso catalán» es poner pie en pared y dejar claro que quien entre en ilegalidad -como en el Infierno de Dante- debe perder toda esperanza. No veo a Rubalcaba -a ningún socialista de verdad- defendiendo la autodeterminación; ni en Cataluña ni en ningún otro sitio».

José F. Ballesteros, alcalde de Tarragona y dirigente del PSC

1. ¿Qué le parece que el PSOE no quiera «líneas rojas» previas en el debate de la reforma constitucional, para no tapar el debate de la autodeterminación?

«Es la opción más sensata y la única viable. El aumento del sentimiento independentista en Cataluña no es una ocurrencia de cuatro políticos ambiciosos. Hay una mayoría de catalanes que cree llegado el momento de revisar de manera profunda las relaciones con el resto de España. Negar esa evidencia y practicar la técnica del avestruz, hoy en día, no es solución; ni el inmovilismo ni la ruptura. Queremos mejorar nuestra convivencia. Y la mejor manera de hacerlo en Estados plurinacionales como España es a través de una estructura de tipo federal».

2. ¿Cree que el PSOE debe frenar la deriva en la que se está incurriendo por su relación con el PSC?

«El PSC no se ha embarcado en ninguna «deriva». La alternativa no puede plantearse en términos de romper o quedarnos como estamos. Hay que introducir racionalidad en un debate que se está planteando en términos emocionales y de rechazo de plano a los argumentos del contrario. La defensa de una reforma de la Constitución en clave federal tiene su arraigo en buena parte del pensamiento progresista. ¡Si hasta lo defienden Esperanza Aguirre, Antonio Garrigues o Miguel Herrero de Miñón!».

3. ¿Considera que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba está dilapidando la E de España y poniendo en riesgo su propio liderazgo?

«Rubalcaba ha optado por la opción más inteligente y también por la más valiente. La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut marca un punto de inflexión que nos ha llevado hasta aquí. Es necesario recordar que se trata de un Estatut aprobado con el 90% de los votos en el Parlamento de Cataluña».

Francisco Vázquez, exalcalde de La Coruña y exembajador ante la Santa Sede

1. ¿Qué le parece que el PSOE no quiera «líneas rojas» previas en el debate de la reforma constitucional, para no tapar el debate de la autodeterminación?

«Yo soy totalmente contrario a la reforma de la Constitución y, desde luego, a que se trate de imponer soluciones no previstas en la propia Constitución, como se plantea desde partidos del ámbito catalanista, de convocar un referéndum y de inventar un supuesto derecho a la autodeterminación. Por tanto, no comparto para nada, tajantemente, las últimas posiciones del Partido Socialista Obrero Español. Y, como yo, muchos miembros del partido y votantes, que están desconcertados y decepcionados de que, en un momento tan importante, el PSOE quiebre su línea histórica y su compromiso constitucional para hablar de estados federales».

2. ¿Cree que el PSOE debe frenar la deriva en la que se está incurriendo por su relación con el PSC?

«Claramente, debemos romper todo tipo de relación con el PSC porque el PSOE no tiene nada que ver con un partido nacionalista. Ha llegado el momento de presentarnos con nuestras siglas, como exigen cientos de miles de votantes en Cataluña».

3. ¿Considera que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba está dilapidando la E de España y poniendo en riesgo su propio liderazgo?

«Ya no es un problema de liderazgos, sino de la deslegitimación de la actuación de una dirección del partido que se arrastra desde la derrota sufrida en las elecciones generales. Quienes han sido responsables de esa derrota se mantienen y dicen que van a pilotar el cambio, pero el cambio tiene que ser de personas, no de la tradición histórica del PSOE».

Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza y exministro

1. ¿Qué le parece que el PSOE no quiera «líneas rojas» previas en el debate de la reforma constitucional, para no tapar el debate de la autodeterminación?

«La actual Constitución se aprobó con un amplio consenso político y ciudadano. Cualquier cambio que se plantee debe contar con los mismos apoyos. Si se logra iniciar un proceso de diálogo entre todas las fuerzas políticas para actualizar la Constitución Española, no es conveniente que haya muchos apriorismos (líneas rojas) que delimiten el debate hasta hacerlo imposible. Pero alguna línea roja sí tiene que haber en ese debate: una línea roja indudable es la unidad de España, a la que no podemos renunciar».

2. ¿Cree que el PSOE debe frenar la deriva en la que se está incurriendo por su relación con el PSC?

«El proyecto socialista debe hacer compatibles los objetivos para toda España con las propuestas para Cataluña. Esa es la dirección que deben trabajar el PSOE y el PSC. Tal como van las cosas en estos momentos, no es imposible (aunque no es deseable) que el PSOE tenga que presentarse a las futuras elecciones en Cataluña con su propia marca. Es cierto que dividir el socialismo catalán equivale a serias derrotas electorales para todos; pero aceptar, por ejemplo, el derecho a decidir sería más catastrófico para el partido y para España: podría significar que el PSOE se convirtiera para muchas décadas en un partido marginal».

3. ¿Considera que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba está dilapidando la E de España y poniendo en riesgo su propio liderazgo?

«En estos momentos el paro y la integración de Cataluña en España son los dos problemas más graves y urgentes que se deben afrontar tanto por el Gobierno como por la oposición. Lo que está haciendo Alfredo Pérez Rubalcaba son equilibrios malabares para mantener unido al socialismo español en todos los territorios. ¡Ojalá lo logre! Pero no es descartable que, de manejar tantos platos, alguno termine cayéndose al suelo y rompiéndose».

Emiliano García-Page, alcalde de Toledo y secretario general de Castilla-La Mancha

1. ¿Qué le parece que el PSOE no quiera «líneas rojas» previas en el debate de la reforma constitucional, para no tapar el debate de la autodeterminación?

«Una cosa es el debate que pueda haber en el Parlamento de la nación sobre la posibilidad o no de darle un encaje, que hoy no tiene, al derecho de autodeterminación, en el marco de una reforma constitucional, y otra cosa bien distinta que el PSOE tiene una línea divisoria muy clara en lo que respecta a esta cuestión: sólo defiende una posibilidad en esta materia del derecho a decidir, que es el derecho a decidir de todos los ciudadanos de España. Eso es una biblia, y eso es lo que está diciendo el PSOE».

2. ¿Cree que el PSOE debe frenar la deriva en la que se está incurriendo por su relación con el PSC?

«Creo que el PSOE debe dialogar mucho, muchas horas, con el PSC para que vuelva a jugar el papel que jugó en el pasado: ser nexo de unión entre la Cataluña catalanista y la España incluyente que no hace anticatalanismo. Hay mucho por hacer. Se están depurando muchas aguas dentro del PSC y yo soy razonablemente optimista sobre el objetivo de conseguir un PSC plenamente cooperador con el proyecto de la España incluyente que representa el PSOE. Si Cataluña ha estado más o menos cómoda durante estos 35 años en España y si ha funcionado el Estado de las Autonomías en este tiempo, ha sido también por ese papel del PSC y por ese modelo de relación entre el socialismo español y el socialismo catalán».

3. ¿Considera que el PSOE de Alfredo Pérez Rubalcaba está dilapidando la E de España y poniendo en riesgo su propio liderazgo?

«Alfredo Pérez Rubalcaba está haciendo un esfuerzo por plantear cuál es la nueva situación, la nueva realidad, para tratar de darle una solución constitucional. Pero Rubalcaba no plantea remover los cimientos de la Constitución Española, sino buscar un nuevo consenso de todas las formaciones, siempre subordinado al consenso con el PP. Una formulación federal no es ajena al Estado de las autonomías. No creo en soluciones unilaterales, sino en aquellas que se den entre los dos grandes partidos, PSOE y PP, que luego podrán contar con los demás. La Constitución de 1978 fue y es un éxito por el amplio respaldo político con el que nació. La Reforma de la Constitución de 1978 debe tener ese mismo apoyo político».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído