EL ESCUDO PROTECTOR PATERNO YA NO ALCANZA

Los paparazzi pillan in fraganti a la renovada hija gótica de Zapatero

Sonsoles Espinosa ya no puede evitar que el nuevo look de su hija mayor pueble las páginas de papel couché

Los paparazzi pillan in fraganti a la renovada hija gótica de Zapatero

Atrás quedaron las túnicas negras, los zapatones, las cruces y las gasas, ahora luce ropa deportiva e informal

Mucho ha llovido desde que su foto familiar con los Obama diera la vuelta al mundo por los amplios mares de Internet y se convirtiera, junto con su hermana, en la comidilla de todas las tertulias de café.

Entonces, su flamante padre y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, movió cielo y tierra para intentar hacer desaparecer las imágenes de marras alegando que eran menores de edad.

Pero no se hablaba de otras cosa que del look gótico de las hijas de Sonsoles Espinosa y Zapatero, a pesar de los esfuerzos de la primera dama por mantenerse y mantener a su prole al margen de los focos públicos.

Ahora, tal y como desvela El Semanal Digital, Laura Rodríguez Espinosa tiene 20 años y la mayoría de edad ya no la protege de la curiosidad de los siempre avezados paparazzi, que la han pillado in fraganti en una tranquila jornada de «shopping» por la madrileña calle de Fuencarral junto a su madre.

La revista Diez Minutos publica este miércoles las fotos de Laura de frente y sin escudo protector a pesar de lo poco que les gusta a sus padres que se conviertan en personajes públicos.

Amén del increíble parecido físico de Laura con su progenitor si hay algo que llama la atención de las instantáneas es el cambio de estilo la mayor de las Zapatero Espinosa.

Atrás quedaron las túnicas negras, los zapatones, las cruces y las gasas, ahora luce ropa deportiva e informal: sudadera de colores vistosos y muy vivos, leggins, zapatillas de deporte de tendencia… Nada que ver.

Un look por cierto muy acorde con el que llevaba su madre (gorra de béisbol incluida), que ya no puede impedir que sus «cachorras» mayores de edad pueblen las páginas de papel couché como cualquier otro personaje famoso más cazado en la vía pública.

Lejos quedaron los tiempos en que el «robo» de fotos de los perfiles de las redes sociales de las hijas góticas de Zapatero levantó una agria polvareda en la que el entonces presidente del Gobierno tuvo que meter mano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído