'Salvados' también incluyó el caso de Castro Urdiales que afecta al partido de Miguel Ángel Revilla

Évole no quiere que le tachen de ‘anti-PP’ y le mete una cornada a IU por el vergonzoso ‘caso Camas’

El presentador no deja que Crespo, detenido por la Gürtel, le venda una moto vieja: "Pues nada, si todo es un montaje, nos vemos otro día"

Évole no quiere que le tachen de 'anti-PP' y le mete una cornada a IU por el vergonzoso 'caso Camas'
Jordi Évole y Pablo Crespo

Salvados’, el programa que presenta y codirige Jordi Évole con El Terrat para la segunda cadena de Atresmedia, quiso dedicar su segundo programa, el del 3 de noviembre de 2013, a hablar de la corrupción. Los anuncios habían anunciado que hablaría con Pedro Crespo, el ex secretario de Organización del PP gallego (del sector del difunto Cuiña) y que en la actualidad es considerado la mano derecha de Francisco Correa. Todo parecía indicar que le programa sería una descripción de la corrupción pepera para disfrute de los espectadores de izquierda. Pero Évole les tenía reservada a estos últimos, concretamente a los de Izquierda Unida, una desagradable sorpresa.

Évole empezó su programa visitando una construcción en Zaragoza al empresario Sánchez Pozuelo, uno de los supuestamente donante del PP según los papeles de Bárcenas. La conclusión que el programa pretendía insinuar, era la que cualquier persona con sentido común consideraría lógico: que los 30.000 euros que Sánchez Pozuelo donó al PP le valieron la concesión de 23 millones a su constructora.

Pero inmediatamente después apareció en el ayuntamiento de Camas, junto a la ex concejal Carmen Lobo para que esta le explicara los chanchullos del citado ayuntamiento y su alcalde Agustín Pavón, que había intentando comprarla ofreciéndole unos milloncejos y seis pisos si votaba a favor de una recalificación.

En el momento en que oyeron al palabra ‘Camas’, los de Izquierda Unida debieron torcer el gesto, por la sencilla razón de que el ‘caso Camas’ se hizo especialmente conocido porque el alcalde acusado de corrupción, Pavón, era de Izquierda Unida. Évole, con la maestría que le caracteriza, volvió a hacer el papel que mejor se le da el de fingir ingenuidad, y dejó para el final el dato del color político del alcalde y la concejala.

Evole – ¿En qué partido estabas?

Lobo – En el Grupo Mixto.

Evole – Pero tú no te presentarías por el Grupo Mixto.

Lobo – No. Yo me presenté por Izquierda Unida.

Evole – Que era el partido que gobernaba en Camas.

Lobo – Sí. Era un tripartito entre IU, PP y Partido Andalucista.

Es verdad que para ser justos, también la ex concejala de IU denunciante, Carmen Lobo, fue acusada de otros chanchullos por los que fue expulsada de IU: concretamente por falsificación de un documento, pero Évole la exculpó: «Lo tuyo fue un tema personal».

La prensa ya había informado que existía una grabación del momento del intento de soborno en Camas, pero han sido los del programa de ‘El Terrat’ los primeros que emiten la conversación, imitando el estilo de las grabaciones célebres de Correa y Álvaro Pérez ‘El Bigotes’, ofreciendo ‘regalitos’ y que ‘le había tocado la lotería’.

También el partido de Revilla

No se quedó ahí, ‘Salvados’ también trató el escándalo de corrupción del ayuntamiento de Castro Urdiales, que llevó a la cárcel al alcalde Fernando Muguruza, que era del Partido Regionalista Cántabro, el partido liderado por Miguel Ángel Revilla, alias ‘el de las anchoas’. Político que, por cierto, debe mucho de su popularidad a El Terrat, que fichó a aquel político como tertuliano de Buenafuente en la etapa en la que Évole ejercía como humorista a hacer bromas con el político cántabro. Lo original de Castro Urdiales es que en el mismo ayuntamiento han sido procesado un alcalde de PRC, otro del PP y otro del PSOE.

«Señor Crespo, ¿es usted un corruptor?»

Naturalmente, el PP – con todo lo que tiene por delante – no podía quedarse fuera. Y finalmente apareció Pablo Crespo para reconocer que había cometido delitos fiscales y culpar de su detención al PSOE y a Antonio Camacho y a Alfredo Pérez Rubalcaba. En un momento pareció que Crespo se iba a limitar a repetir lo que ya dijo en ‘Al Rojo Vivo’, ‘El Gran Debate’ y ‘Al Gato al Agua’. Pero Évole reaccionó con humor y a punto estuvo de poner fin a la interviú: «Pues nada, si todo es un montaje un saludo y nos vemos otro día», dijo haciendo ademán de irse. Finalmente la entrevista duró un poquito más, hablando de su etapa en el PP gallego.

Para desesperación de los espectadores del PP, Crespo fue detallando datos de ilegalidades:

«El PP recibía donativos que no se declaraban. Había financiación ilegal del Partido Popular, cada año al menos unos 300.000 euros, una cifra que se multiplicaba en campaña»

Crespo calculó que el 65% de financiación del Partido Popular era no declarado.

 

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan F. Lamata Molina

Apasionado por la historia en general y la de los partidos políticos y los medios de comunicación en particular.

Lo más leído