Pizarro y Soraya Sáenz de Santamaría se caen de la lista de candidatables

«El PP encarga una encuesta para saber si los madrileños prefieren a Ana Botella, Cristina Cifuentes o Esperanza Aguirre»

Existe la convicción de que la esposa de Aznar ni siquiera tiene tirón entre el electorado popular

Máxime cuando el 'Movimiento Ciudadano' auspiciado por Albert Rivera aparece como una opción muy atractiva para los votantes desencantados del PP

Mariano Rajoy no está nervioso, ni angustiado por las encuestas. Cree el presidente del Gobierno que la recuperación económica ha comenzado y que dispone de tiempo para revertir los sondeos y llegar a las próximas elecciones generales en condiciones de repetir mayoría absoluta.

De todas formas, no quiere cometer errores. No hace mucho, durante un desayuno privado en La Moncloa, un periodista que compartió colegio con él le preguntó si no temía que le ocurriera algo similar a lo que le pasó en su día al célebre Winston Churchill.

El líder conservador, que al inicio de la II Guerra Mundial y cuando todo pintaba sombrío para el Reino Unido, arengó a los británicos con un magistral discurso que ha pasado la historia por las palabras «Blood, toil, tears and sweat» – «Sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor» en español – y logró vencer a los alemanes, no fue capaz de renovar como primer ministro.

El 5 de julio de 1945, exactamente dos meses después de que Hitler se suicidara en su bunker y de que los nazis se rindieran, el Partido Laborista consiguió una de las mayorías más amplias de la historia del Reino Unido y Churchill se tuvo que ir a su casa y a la bancada de la opisión.

Rajoy, político cauto como pocos, no descarta opción alguna, pero está dando pasos para ahorrarse las peores.

Y una de estas pasa por la pérdida de Madrid en las autonómicas y municipales de 2015.

La capital de España es una plaza simbólica donde, además de los destinos del bastón de mando municipal, en la primavera de 2015, se jugará el Partido Popular enviar un recado decisivo para el voto que realizarán todos los españoles al actual presidente del Gobierno unos meses después, en las elecciones generales.

De momento, los mensajes que salen de los despachos de los gurús demoscópicos que asesoran en Génova 13 y en La Moncloa, muy especialmente de los controlados por Pedro Arriola y Siso Michavila, no son halagüeños: De seguir en este rumbo, el PP perdería la mayoría absoluta en Madrid que le ha permitido mantener la Alcaldía de la capital de España.

Además, si la actual primera edil, Ana Botella, encabezase la lista de candidatos del PP en Madrid, su falta de tirón electoral y la frialdad con la que es acogida entre la propia militancia popular, pondría en serio riesgo la primacía de Ignacio González en la Comunidad Autónoma.

Así que, lógicamente, tanto el presidente del PP, como la propia secretaria general, María Dolores de Cospedal, no deseen dar ningún paso en falso.

Máxime cuando se detecta que el ‘Movimiento Ciudadano’, impulsado por Albert Rivera y menosprecido por algunos como un ‘movimiento tertuliano’, ha logrado morder entre la ciudadanía madrileña y aparece como una opción muy atractiva para los votantes desencantados del PP.

Este 7 de diciembre de 2013, en el programa La Sexta Noche, el periodista Antonio Martín Beaumont, abundando en esta línea, desvelaba en primicia que Partido Popular ha encargado una encuesta para saber quién sería el mejor candidato de los populares para afrontar el reto de 2015 en Madrid.

Y añadió el director de ‘ESD‘ un detalle muy revelador: los nombres por los que pregunta la importante empresa de sondeos entre los votantes del centro derecha en Madrid. Son tres mujeres: Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes y la misma Botella.

Seguramente, esto explica el discurso ‘crítico‘ la semana pasada de Ana Botella en el Club Siglo XXI, advirtiendo a Mariano Rajoy del peligro de división interna que percibe en el PP, donde nadie se llama ya a engaño:

«En Madrid tiene que haber un candidato ganador. Con un perfil fuerte en Madrid, al Gobierno regional puede repetir sin problemas Ignacio González. Pero si se pierde Madrid, se perdería también la Comunidad, pues el perfil del votante es más conservador en la capital que en la región».

Ver que la Dirección Nacional de su partido estudia opciones para sustituirla en unos meses no debe haber sido un plató de buen gusto para digerir por la esposa de José María Aznar.

Durante meses, ha corrido el rumor de que entre los ‘candidatables‘ estaban el turolense Manuel Pizarro e incluso la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, pero la encuesta encargada por el PP parece reducir la lista: Botella, Aguirre y Cifuentes.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído