La última pista sobre el futuro del partido en Andalucía, que Rajoy ha empezado a recorrer con pies de plomo

El PP pone a su dirigente de moda en manos del ‘mago’ de la telegenia

El soplo viene de una sugerencia que desde Génova 13 han trasladado a Sevilla

El PP pone a su dirigente de moda en manos del 'mago' de la telegenia
José Luis Sanz. EP

Siempre se dice que Mariano Rajoy es un político previsible. La verdad, él mismo se ha encargado de reforzar esa imagen suya. Lo curioso, sin embargo, es que tal característica choca con los hechos. Porque si fuera tan previsible, ¿cómo nadie acierta a prever sus decisiones?

Tras la derrota electoral de 2004, el jefe popular tuvo claro que si el PP deseaba ganar de nuevo tenía que renovar el partido de arriba abajo. Y se puso manos a la obra. Aunque la tarea le llevó su tiempo: sólo pudo consumarla tras el Congreso Nacional que celebró en Valencia… cuatro años más tarde. Después de haber sufrido otra derrota electoral por el camino.

Visto lo visto, puede decirse que Rajoy es un líder cuyos tiempos no son los mismos que los del común de los mortales. Seguramente por ello las decisiones del presidente del PP -siendo un político previsible– son siempre un arcano incluso para quienes le rodean.

Pues bien, Mariano Rajoy, ahora, tiene entre manos dar la bienvenida a un nuevo líder de su partido en Andalucía. ¿Demuestra ansiedad por ello? Ni mucho menos. De hecho, en el transcurso del Comité Ejecutivo Nacional del PP del pasado lunes, incluso, pidió «calma» a los suyos.

Hasta la mesa del despacho del presidente del Gobierno en La Moncloa ha llegado con insistencia el nombre de José Luis Sanz como el popular mejor colocado para ser el candidato a la Junta de Andalucía.

Sin embargo, Rajoy a estas alturas no desea equivocarse otra vez. «Ya le vendieron a Juan Ignacio Zoido como el mejor -señalan fuentes genovesas- y con demasiada rapidez se le descosieron los hilvanes» al alcalde de Sevilla. Así que no quiere prisas.

Mientras, la hoja de ruta de los partidarios de Sanz pasaría por celebrar un Congreso Extraordinario del PP andaluz antes de las Navidades. Como muy tarde en enero. De ahí las velocidades, que chocan con los tiempos en calma de Rajoy.

Ciertamente, José Luis Sanz es el político del PP andaluz ahora mismo que mayor consenso consigue entre los presidentes provinciales del PP. Ésta es su mejor baza.

Y no es un asunto menor. Porque nadie desea que se repitan las guerras vividas por el PP de Andalucía en los años de mando de Teófila Martínez. Tiempos convulsos en los que las cosas llegaron a tal extremo que algunas sedes del PP, «levantiscas», hicieron campaña en su contra para restarle votos en las elecciones.

Por contra, los adversarios de la operación Sanz advierten que es un político al que le falta brillantez. Pero, afirmar algo así en el PP es arriesgado. ¿Cómo olvidar que José María Aznar, un político considerado soso en sus inicios, una vez rodado fue capaz de ganar dos elecciones generales?

Quizá por ello -y puede esto servir de pista sobre lo que rumia Mariano Rajoy- el también alcalde de Tomares, es decir, José Luis Sanz, a pesar del «quietos y calmaos» del presidente, ha recibido la sugerencia de Génova 13 de ponerse con urgencia en manos del departamento de telegenia para hacer un curso intensivo.

Muchos han sido los altos cargos populares, por periféricos que sean, que han pasado por el examen escrupuloso de Jorge Rábago. Él es el ilustre «fontanero» del PP encargado de hacer perder a los políticos sus miedos escénicos. Y en esto, como en todo, hay alumnos más o menos aventajados. Ya veremos en qué grupo sale Sanz.

 

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Martín Beaumont

Antonio Martín Beaumont, politólogo y periodista, es el actual director de ESDiario.com.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído