CRISIS, BÁRCENAS Y CATALUÑA MARCAN LA LEGISLATURA

Cataluña amenaza la estrategia del PP para vender el fin de la crisis

Rajoy ha encargado a los suyos un balance en profundidad para que llegue con nitidez a los ciudadanos la idea de que España está muchísimo mejor que hace dos años

Cataluña amenaza la estrategia del PP para vender el fin de la crisis
Artur Mas con Mariano Rajoy, cara a cara. PT

La Convención Nacional que el PP celebra en Valladolid la semana que viene lanzará un mensaje contundente contra las pretensiones de Artur Mas

Tres palabras bastan para resumir dos años de legislatura. Solo tres: crisis, Bárcenas y Cataluña. Lo cuenta bien clarito Pablo A. Iglesias en El Semanal Digital. Cuando Mariano Rajoy ganó las elecciones generales en noviembre de 2011 sólo se hablaba de economía, de la prima de riesgo que había rozado los 600 puntos, de los casi seis millones de parados en la EPA, de la quiebra de los bancos, de la amenaza de rescate al estilo de Grecia y Portugal, de la destrucción masiva de empresas y de la recesión. La crisis monopolizó la campaña de aquellos comicios y la mala gestión de Zapatero catapultó el triunfo en las urnas de Rajoy hasta una amplia mayoría absoluta de 186 escaños.

La crisis monopolizó las portadas de los periódicos y las comparecencias de Rajoy durante su primer año de mandato. «Los periodistas me preguntaban todos los días cuándo iba a pedir el rescate», recuerda con sorna ahora porque al final no hizo falta. La asfixia económica comenzó a aflojar en 2012 pero entonces aparecieron los famosos papeles de Bárcenas. El extesorero del PP se convirtió de inmediato en el centro de interés. La crisis seguía siendo el principal motivo de preocupación del presidente del Gobierno pero en sus comparecencias públicas -incluso delante de Angela Merkel en Berlín- se veía obligado a hablar de la supuesta financiación irregular del partido.

Dos años después, España ha dejado atrás la recesión económica y la crisis parece alejarse a ritmo pausado pero constante. En el ecuador de la legislatura, Bárcenas reaparece de vez en cuando en los periódicos pero cada vez atosiga menos a los dirigentes populares. Ellos creen que ya no les hace daño. Llega el momento perfecto para hacer balance de gestión y marcar una nueva estrategia para la segunda mitad del mandato. Eso es justo lo que Rajoy busca con la Convención Nacional que el PP celebrará la semana que viene en Valladolid. Pero colocar ese mensaje no será tan fácil.

La crisis empieza a quedar atrás. Rajoy tiene datos económicos suficientes para sacar pecho. Quiere vender la recuperación, la disminución del paro, el incremento de las exportaciones, el récord de turistas extranjeros, etc. Ahora tiene mucho a su favor, a diferencia de cuando tomó las riendas de La Moncloa. Pero la esperanza macroeconómica no vende tanto como cuando la prima de riesgo no paraba de subir o cuando las agencias de calificación bajaban la nota de España. Ahora está sucediendo lo contrario y los ciudadanos apenas se enteran. Ese discurso cada vez vende menos.

SIGA LEYENDO…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído