La marcha de Mayor Oreja hace difícil movilizar al pepero tentado por Vox y Ciutadans

Elecciones Europeas: Una mujer muy querida por los «pata negra» del PP emerge como solución

Hay un perfil de votante popular, desilusionado con Rajoy, que necesita el PP para ganar las europeas.

Elecciones Europeas: Una mujer muy querida por los "pata negra" del PP emerge como solución
Marimar Blanco nate la foto de su hermano asesinado por ETA. ET

La «renuncia» -así, entre comillas- de Jaime Mayor Oreja a encabezar la candidatura del PP a las elecciones europeas deja una pregunta para la que ya nunca habrá respuesta: ¿Tenía pensado Mariano Rajoy ofrecerle por tercera vez ese puesto o iba a darle el finiquito y el vasco se le adelantó?

A enemigo que huye, puente de plata, corean a estas alturas los dirigentes populares que cruzaban los dedos para que el presidente no se encomendara otra vez a Mayor Oreja.

No tantos como se cree, no obstante. Y mientras, el entorno de este último insiste en que ha actuado por principios y en coherencia con su distanciamiento de los postulados de la formación.

El dulce comunicado enviado este lunes por el PP abriéndole la puerta grande en su marcha, unido a las cálidas palabras que Rajoy le dedicó desde Roma apuntan a un pacto entre caballeros.

Que nadie espere, pues, que Mayor Oreja se dedique a partir de ahora a acribillar a su partido con opiniones subidas de tono, aunque las tenga.

De momento, este 27 de enero de 2014 se limitó a hacer unas breves declaraciones para Europa Press, y haciendo una excepción por la gran relación que mantiene con el jefe de Nacional de la agencia.

«Creo que es lo normal, natural y lógico y a nadie le puede sorprender la decisión que he adoptado», señaló de forma críptica.

Y que nadie crea tampoco que se echará en brazos de Vox como Alejo Vidal-Quadras, partido que por cierto ni siquiera le ha pedido que se una a ellos.

No por falta de ganas, puesto que le recibirían con los brazos abierto, sino porque los de Santiago Abascal consideran que si Mayor Oreja quisiera unírseles ya les habría mandado alguna señal. Y no lo ha hecho.

Voluntaria o condicionada, la negativa del exministro de Interior a Rajoy allana el camino a la candidatura de Miguel Arias Cañete, mal que le pese al ministro de Agricultura.

Que sin embargo puede sentirse halagado si el presidente se lo camela contándole que tiene para él planes más allá de una simple comisaría.

No en vano, Rajoy quiere para España más poder en Europa para redondear la salida de la crisis. Y en La Moncloa cuentan que incluso está dispuesto a pelear para que el candidato del PPE a la Presidencia de la Comisión Europea sea un español.

Una decisión que los populares europeos tomarán el 6 de marzo, cuatro meses después de que los socialistas eligieran al alemán Martin Schulz como su apuesta.

Con Mayor Oreja se esfuma la gran baza del PP para movilizar a los patas negra del partido, que son los que votan en unas elecciones europeas.

Y los que están defraudados con su partido -al menos muchos- por la política antiterrorista de Rajoy y su gestión de la crisis catalana, entre otros asuntos.

Si el PP quiere dar la vuelta al sondeo agorero que El País publicó el domingo (El PSOE aventaja en 16 puntos al PP en las elecciones europeas de 2014) y ganar los comicios de mayo sabe que necesita que ese perfil de votante suyo al que ahora hacen ojitos Vox y Ciutadans acuda a las urnas y vote PP.

Y -como revela Ana I. Martín en este artículo de ‘El Semanal Digital’– atendiendo a esa necesidad va ganando partidarios la opción de Marimar Blanco.

Se trataría de dar un golpe de efecto incluyendo a la hermana del concejal asesinado como número dos de la candidatura, en previsión además de que entre los tres primeros puestos del PSOE vaya una mujer (que casi con total seguridad será Elena Valenciano).

Para Blanco, que actualmente es miembro del Comité Ejecutivo Nacional y trabaja como asesora para el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, sería una gran oportunidad.

Para el PP, una forma inteligente de contrarrestar la marcha de Mayor Oreja y mantener hilo directo con las víctimas de ETA.

Para el votante fiel del PP, una motivación para ir a su colegio electoral y no caer en la tentación de Vox.

La cúpula del PP es consciente de que cualquier ayuda será poca para ganar las elecciones europeas aunque sea por un solo voto, que con eso que conforman.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído