Evitar la polémica y vender medidas de recuperación económica

El PP de Rajoy aparca el aborto, la corrupción y las divisiones y pone proa a las elecciones

Lo que ha quedado meridianamente claro este viernes, 31 de enero de 2014, en el arranque de la convención nacional del PP que se celebra Valladolid es todo lo que el partido, en principio, no quiere abordar, al menos oficialmente y cuál es la táctica que va a seguir Mariano Rajoy para ir ganando, una tras otra, todas las elecciones que tiene delante.

El primer escollo son las europeas de mayo de este año y para evitarse disgustos, los populares se van a hartar de hablar de reformas del Gobierno y concretar algo más de la promesa de reducción de impuestos. Así esperan recuperar terreno.

Lo que no van a debatir, porque Mariano Rajoy ha dado ya órdenes tajantes al respecto, son la reforma de la ley del aborto, a la que se oponen barones como José Antonio Monago y destacados dirigentes de la formación.

También tratarán de conjurar la fractura con el ala derecha del partido, en un cónclave en el que no estarán ni José María Aznar ni Jaime Mayor Oreja.

Harán un homenaje a las víctimas del terrorismo en un momento de máxima tensión con las principales asociaciones de afectados, aunque se limitarán a proyectar un vídeo.

Y, cuando se cumple un año de la publicación de los papeles de Bárcenas, evitarán toda referencia al escándalo del extesorero del partido y, en todo caso, abordarán los temas de regeneración democrática y corrupción ensalzando las medidas aprobadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído