El líder del PP andaluz necesita un altavoz para contrarrestar el tirón mediático de Susana Díaz

Ana Mato chafa el plan de Juanma Moreno para tener un escaño exprés en el Senado

La carambola que pretendía el flamante líder del PP andaluz para sentarse en la Cámara Alta se ha ido al traste

Ana Mato chafa el plan de Juanma Moreno para tener un escaño exprés en el Senado
Ana Mato y Juanma Moreno. RT

El reinado de Juan Manuel Moreno en el PP de Andalucía apenas suma un par de semanas y ya ha sufrido un revés y tiene un primer gran damnificado.

En realidad ambas cosas van de la mano. La derrota se debe a que los de Moreno no han sido capaces de conservar para uno de los suyos, como pretendían, la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad que hasta el viernes ocupaba Moreno. Por contra, la ministra Ana Mato se decantó por la valenciana Susana Camarero.

Y -como explica Ana I. Martín en ‘El Semanal Digital’– el gran damnificado no es uno cualquiera, sino uno de los principales rostros del arenismo: quien fuera el secretario general de la organización con Javier Arenas, Antonio Sanz, ahora senador y presidente del PP de Cádiz.

Este último es uno de los dos protagonistas de la operación que el PP andaluz lanzó sin éxito para conservar dicha Secretaría de Estado: que el puesto a la vera de la ministra Mato fuera para la actual delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, y le sustituyera en la Delegación del Gobierno Antonio Sanz. Con la patada hacia arriba a éste, su escaño en la Cámara Alta habría quedado libre.

He ahí, en esto último, el quid de la cuestión. En el fondo subyace la necesidad de Moreno de hacerse con un escaño que le dé visibilidad para contrarrestar el tirón mediático de Susana Díaz.

Y puesto que no lo tiene en el Congreso de los Diputados ni tampoco en el Parlamento andaluz, la única opción que le queda para obtenerlo sin pasar por las urnas es ser designado senador por representación autonómica.

Ocurre que el PP andaluz tiene actualmente cuatro senadores en esa condición, entre ellos el propio Arenas y quien fuera su lugarteniente durante tantos años. De hecho de alguna manera lo sigue siendo, puesto que cuando cedió las riendas del PP-A a Juan Ignacio Zoido, Arenas se llevó a Madrid a Sanz: le convirtió en el número dos de su Vicesecretaría en el PP, la de Política Autonómica y Local, y consiguió que fuera también senador dentro de la cuota del Parlamento de Andalucía.

A pesar de que los planes de Moreno se fueron al traste la semana pasada, Sanz sigue teniendo muchas papeletas para ser invitado a cederle su escaño en el Senado al actual líder del PP de Andalucía.

Salvo que Rajoy decida enviar a Arenas al Parlamento europeo, que también puede ser. Pero una cosa está clara: sí o sí Moreno quiere sentarse en la Cámara Alta lo antes posible para no ceder más terreno a Susana Díaz.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído