DECLARACIONES A ELECONOMISTA.ES

Nart: «En Ciudadanos no somos casta, somos ciudadanos hartos, cabreadamente hartos»

Nart: "En Ciudadanos no somos casta, somos ciudadanos hartos, cabreadamente hartos"
Javier Nart

«En Ciudadanos no tenemos gabinetes de marketing político, porque no podemos, y porque no nos hace falta. Un partido político no es un producto. No somos una casta, somos ciudadanos hartos, cabreadamente hartos». Esa es la opinión que defiende Javier Nart, abogado, tertuliano, próximo durante una época al PSOE, muy crítico ahora con las actuales estructuras de Ferraz, y desde hace apenas unos días, cabeza de lista a las europeas del 25 de mayo por Ciudadanos.

Javier Nart Peñalver (Laredo, 1947) no tiene guiones. Es apasionado y vive la palabra. Entre morcillas de Burgos, filete de entrecot y una cerveza premium, arañándole tiempo al tiempo desnuda su proyecto desde el mantel de un castizo restaurante de Madrid. Alude al programa de las demás fuerzas. Critica la casta política que nos gobierna.

Nart aborda desde los «corazones tiernos que hablan de cuchillas en Ceuta y Melilla», a las actuaciones de Aznar y Zapatero, pasando por «las mentiras de CIU cuando firmó la Constitución». «Aquí -sentencia- todavía funcionamos diciendo que el PP es la derechona y el PSOE son los rojos… Pero nada contraviene al número uno de C’s a las europeas: «Ahora, no sé si hay movimiento ciudadano, lo que sí hay es hartazgo de los actuales partidos políticos».

P- Señor Nart, las encuestas vaticinan una gran abstención para las próximas elecciones europeas. ¿Qué hace un nuevo partido como el suyo para emocionar a un votante absolutamente desafecto y descreído?

R- Estamos en una sociedad desengañada, descastada. Demos la enhorabuena a la casta política. Lo han conseguido. De algún modo nos merecemos lo que nos ocurre. Ahora bien, el sistema democrático tiene una virtud, puedes cambiarlo. No podemos seguir siendo parte de un catecismo sectario de manera que si eres de derecha votas a uno, y si eres de izquierda votas a otro aunque te repugnen todos.

Un ejemplo: las preferentes. el señor Blesa es el cordero de Dios que quita los pecados del mundo. ¡Sí! Es el malo. Pero, ¿y los consejeros? Porque ahí había consejeros de izquierda que con su voto podían haber impedido las preferentes. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Dónde está la izquierda del buenismo de Zapatero? ¿Qué hacían los políticos? Pues nada. Ellos son el sistema.

SIGA LEYENDO EN EL ECONOMISTA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído