Y así le van las cosas en la campaña europea del PSOE

Las cinco frases que retratan a la auténtica ‘Valenciano Superstar’

Da la impresión de que, para su desgracia, en ocasiones la candidata del PSOE a las elecciones europeas dice lo que piensa sin pensar mucho lo que dice

Las cinco frases que retratan a la auténtica 'Valenciano Superstar'
Elena Valenciano. PS

Cuando creíamos que ya lo habíamos oído todo, llegó Elena Valenciano a ilustrarnos sobre la figura de Jesús en una disertación de la que no sería capaz ni el teólogo Ratzinger.

«Transité de Jesucristo a la revolución. Para mí fue un poco lo mismo: Jesucristo, la revolución, el Che Guevara y después, aquí en España, Felipe González. Todo eso para mí está un poco en la misma lógica: gente que sale a defender los derechos de los demás».

Sí, han leído bien. Pero si la comparación entre Jesucristo, el Che Guevara y Felipe no les ha dejado suficientemente anonadados, aquí va la explicación; la propia erudita ha confesado que casi todo lo que sabe de la figura de Jesús de Nazaret lo conoció a través de la ópera rock Jesucristo Superstar.

Eso es tanto como decir que todo lo que sabe sobre el imperio romano lo aprendió leyendo los cómics de Asterix y Obelix.

Pero no es la única frase para la historia que nos ha dejado la telefonista de Ferraz, toda una experta en estas lides. Probablemente la mejor de todas sea la que pronunció para referirse al drama humano de la inmigración ilegal en Ceuta y Melilla a costa de las famosas concertinas.

«Cuando acabé de visitar la valla de Melilla me tuve que esconder detrás de un árbol porque me puse a llorar, porque lo que allí se ve es terrorífico», dijo sin pestañear en marzo de este año.

Lo que es terrorífico y para llorar son algunas de sus declaraciones lapidarias, a la altura de las mejores pronunciadas por verdaderas autoridades en la materia como son Bibiana Aído, Leire Pajín o Magdalena Álvarez a las que nunca podremos agradecer como merecen esos grandes momentos que nos brindaron en el pasado no muy lejano.

Así, otra de las perlas de Elena Valenciano fue aquella que, ni corta ni perezosa, soltó sólo siete meses después de la derrota del PSOE en las últimas elecciones generales. Dijo entonces en una entrevista radiofónica que los socialistas «no tenemos ninguna responsabilidad de la situación actual de España».

Así, con un par.

Da la impresión de que en ocasiones dice lo que piensa sin pensar mucho lo que dice. No hay otra explicación para aquel tuit en el que metió la pata hasta el corvejón.

«¿Habéis visto a un tío más feo que Ribery?», espetó en la red social en referencia al futbolista francés que tiene su rostro cruzado por inmensas y deformantes cicatrices.

Hace falta tan poco gusto y poca sensibilidad para decir eso como para afirmar, como hizo ella en su día, aquello de «me desnudaría para pedir el voto si fuera imprescindible».

Oiga, pida el voto si quiere, pero no amenace.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído