Elecciones al europarlamento / Encuesta de Sigma Dos para 'El Mundo'

La entrada de Arias Cañete en liza dispara al PP con 6,5 puntos sobre el PSOE

El desastroso enfoque de la campaña de Valenciano lastra a los socialistas

La entrada de Arias Cañete en liza dispara al PP con 6,5 puntos sobre el PSOE
Miguel Arias Cañete. TAREK

zquierda Plural y UPyD siguen tendencia a la baja, Ciudadanos está al borde del escaño y Podemos no llega

El Partido Popular consigue situarse en posición de claro favorito. Su progresión al alza desde el pasado 20 de abril ha sido continua. Lo que comenzó como una ventaja por la mínima respecto al PSOE es ya una brecha considerable.

La cuarta oleada de la encuesta de Sigma Dos para ‘El Mundo’ marca una tendencia nítida: los populares suben y los socialistas bajan en la misma medida, es decir, 1,8 puntos, pero la distancia entre ambos es cada vez mayor. En este momento llega a los 6,5 puntos, cuando hace apenas 20 días era de sólo 2,9.

Ahora, con la campaña electoral ya estrenada, los dos cabezas de lista -Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano- embarcados en la vorágine del mitin y los líderes de sus respectivas formaciones enfrentados en una batalla dialéctica sin cuartel a cuenta de la situación económica y de los debes y haberes de cada cual, el PP, con un 34,9% de los votos, podría ocupar 21 o 22 escaños en la Eurocámara, lo que implica perder dos o tres respecto a los que consiguió en los comicios de 2009; y el PSOE, con el 28,4% de las papeletas, tendría que conformarse con 17 o 18 frente a los 23 que ha ocupado en esta legislatura.

Las dos principales fuerzas acapararían el 63% de los votos, poco si se tiene en cuenta que han llegado a sumar el 80%, y menos aún si se confirma el pronóstico de que en esta cita electoral la abstención será altísima. En cualquier caso, la bolsa de votantes que juntos -es decir, el bipartidismo tradicional- perderían respecto a 2009 supera el 17%.

El resto de fuerzas políticas, mucho más pequeñas, acaparan en esta ocasión mucha más atención ciudadana que hace cinco años y, aunque las principales -La Izquierda Plural y UPyD- suben considerablemente en comparación con 2009, se quedan aún muy lejos de disputarle el protagonismo a los dos grandes.

De hecho, en la cuarta entrega del sondeo se mantiene la tendencia al descenso que ya se apreció en la segunda y en la tercera. Así, el 10,4% de intención de voto que se pronosticaba para La Izquierda Plural el pasado 20 de abril ha mermado hasta el actual 8,8%. Este resultado, de confirmarse, les proporcionaría cinco escaños, es decir, tres más que los que han ocupado hasta ahora.

Por su parte, UPyD ve cómo se rebaja su previsión desde un 7,2% a un 5,6% lo que le otorgaría tres puestos en Estrasburgo. La formación magenta, que en esta legislatura sólo ha ocupado, con Francisco Sosa Wagner, un escaño, está ya prácticamente igualada en intención de voto con Coalición por Europa (CeU), donde se agrupan los nacionalistas de CiU, PNV, CC y CG.

Para ellos, que tienen como cabeza de lista a Ramon Tremosa, la curva en las últimas tres semanas ha sido ascendente, lo suficiente como para que en estos momentos aspiren a conservar sus tres escaños en el Parlamento Europeo.

Comenzaron la carrera electoral con una intención de voto del 4,2% y a dos semanas de la cita con las urnas se les vaticina un 5,5%. Su campaña está especialmente centrada en las aspiraciones independentistas y en la defensa de la consulta como vía para que los ciudadanos de Cataluña y País Vasco decidan su futuro.

Por el contrario, L’Esquerra pel Dret a Decidir, la formación en la que se encuentra ERC -más radical en sus planteamientos secesionistas que CeU- , acusa una ligera pero continuada progresión a la baja. No obstante, los republicanos independentistas catalanes, encabezados por Josep Maria Terricabras, podrían mantener el escaño que han ocupado esta legislatura ya que, por el momento, su intención de voto es algo superior al resultado que obtuvieron en 2009.

Las otras cinco formaciones que se presentan por primera vez a las elecciones europeas oscilan en sus previsiones, arañando votantes a los partidos tradicionales. Su cosecha se presenta aún muy escasa y, en el mejor de los casos, su resultado les proporcionaría sólo un escaño. En esta miríada de fuerzas nuevas se aprecia una alta volatilidad.

Así sucede por ejemplo con Ciudadanos que, con Javier Nart al frente, ha conseguido superar el bache que la encuesta demostró a finales de abril y primeros de mayo, y vuelve a acariciar un 2,3% de los votos, suficiente para estrenarse con un eurodiputado.

Algo más frágil es la situación de Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias, que podría obtener un 1,8% de los sufragios, con lo que también situaría a un representante en Estrasburgo.

La novedad en esta oleada la proporciona Los Pueblos Deciden, que agrupa a los representantes de Bildu y BNG.

Esta formación ha ido progresando décima a décima hasta llegar a un 1,6% de intención de voto que le proporcionaría un escaño. Por su parte, Primavera Europea (Compromís y Equo) y Vox siguen sin alcanzar el porcentaje suficiente para optar a un puesto en la Eurocámara.

 

Te puede interesar

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

COMIDA SANA

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído