Pacto Ciudadanos- UPyD: "Con Rosa Díez hay posibilidades; empezamos a ver un camino"

Albert Rivera: «Decía Forrest Gump que tontos son los que dicen tonterías, y Junqueras dice tonterías, así que…»

El líder de la plataforma política Ciudadano fue uno de los invitados este domingo de 'Viajando con Chester' de Cuatro, en el que fue entrevistado por Risto Mejide

Albert Rivera: "Decía Forrest Gump que tontos son los que dicen tonterías, y Junqueras dice tonterías, así que..."
Albert Rivera, líder de Ciudadanos. PD

Albert Rivera asistió, como invitadoa, al programa ‘Viajando con Chester’ de Cuatro, en el que fue entrevistado por el publicista Risto Mejide.

Y el líder de Ciudadanos comenzó fuerte:

«Yo he vendido hipotecas, pero nuestra política en La Caixa era bastante conservadora, aunque seguramente no las dábamos con las mejores condiciones. Yo estaba a gusto en La Caixa, me gustaba mi trabajo».

«A raíz de la campaña del desnudo hubo bajas en el partido, pero de gente que luego volvió. Tuvimos que esquivar frivolidades, como la de acudir desnudo a programas de televisión. En aquel momento y en aquellas circunstancias, volvería a repetirlo».

«Ya no es que la gente te vote o no te vote, es que la gente está dispuesta a amenazarte de muerte. Me duele mucho más cuando toca a mi familia que sólo por mí. Tontos hay en todas partes».

«Creo que entre Rosa Díez y yo hay posibilidades», apunta cuando Risto Mejide le consulta sobre si habrá un partido nuevo con la coalición de UPyD y Ciudadanos, antes de admitir que lleva «siete años» detrás de esa unión.

«No hemos follado ni quiero follar, pero es una oportunidad crear en España una tercera vía. Empezamos a ver que al final del proyecto hay un camino».

«Decía Forrest Gump que tontos son los que dice tonterías, y Junqueras dice tonterías, así que…», comenta irónico al ser preguntado por la estrategia de ERC al respecto de la consulta con mensajes como el ‘España nos roba‘.

LA ENTREVISTA COMPLETA

Risto Mejide: Cuando te desnudaste estuviste dispuesto a todo. ¿Eso te ocurre también el resto de tu programa?

Albert Rivera: No, en aquel momento era riesgo más riesgo…

El fin justifica los medios….

Sí, pero yo no maté a nadie… simplemente aparecí en un cartel desnudo.

Igual te matabas a ti mismo…

Bueno, pero era mi decisión y mi carrera política no existía ni Ciudadanos tampoco. Era riesgo pero en el final no era tanto.

Y de repente, empiezas a sufrir las consecuencias de la notoriedad. A ti te han puesto en tu casa…obviamente habéis tenido escraches…Te han llegado a poner un póster con una bala en tu cabeza y un reguero de sangre.

Ese caso de la bala fue muy doloroso para mí. Yo vivía con mi pareja por entonces y yo estaba en Valladolid cenando y me llama mi pareja y me dice: “los vecinos me han traído un paquete con una cara tuya con una bala, un reguero de sangre y una carta que dice “si no dejas la política en 3 meses, te matarán””. Me sentó fatal, no tanto miedo como impotencia. Eran unos chavales de 19 años, militantes de ERC, y que según alegaron en el juicio salieron de una reunión muy cabreados y decidieron hacer esa barbaridad. No fueron a la cárcel, pagaron una indemnización por daños morales, que doné.

La moraleja de todo esto es que es duro, duro ver que la gente te vote o no, sino que haya gente dispuesta a amenazarte de muerte. En la tienda de mis padres pusieron una diana con mi nombre. Me ha dolido mucho más cuando ha ido el tema con mi familia que conmigo.

¿Y eso no tiene que ver con la radicalización de los discursos? Es decir, es verdad que hay descerebrados, pero cuanto más se radicalizan los discursos, más aparecen. Y tú naciste contra el nacionalismo. La razón de tu partido es ir contra el nacionalismo.

Bueno, la razón de mi partido no es esa, es la que más se conoce, no te lo voy a negar, pero no nacimos por eso. Tenemos un programa electoral…

El manifiesto de los 15 es un manifiesto contra el nacionalismo. Cuando naces contra algo, tiene enemigos. Palabras textuales tuyas: “Cataluña se ha vuelto un lugar inhóspito para los que no son nacionalistas”. ¿Esto no es radicalizar el discurso?

No, no.

¿Es un lugar inhóspito?

Hasta que me meto en política es maravilloso, cuando hablas y opinas ya no es tan maravilloso. En Cataluña no es lo mismo ser nacionalista que no serlo o estar a favor del Gobierno o en contra. Es así.

Yo también vivo en Cataluña…

Pero Risto, tú no te mojas en política, no estás dando la cara,…

No soy político pero no puedes decirme que no me mojo… me caen hostias de todos los lados pero no por eso digo que Cataluña es un lugar inhóspito…

Es incómodo para los no separatistas vivir en Cataluña porque parece que tienes que ser o independentista o entonces no eres buen catalán. Eso es lo que sentimos algunos. Porque parece que la oficialidad, lo guay, lo que mola, lo chulo es separarse del resto de España y de Europa, y los que queremos seguir siendo españoles y europeos parece que somos malos catalanes. Eso palabras de personas que están al frente de manifestaciones. Hay gente que dice que los buenos catalanes son aquellos que defiende la independencia. Desde Junqueras hasta gente de la Asamblea Nacional de Catalunya.

Ya, pero se dicen muchas tonterías…

Bueno ya, pero son los que pueden ser presidentes de Cataluña.

Risto Mejide: ¿La Universidad la hacías en castellano o en catalán?

Albert Rivera: La Universidad en ESADE era en castellano, algunas clases inglés y alguna clase en catalán dependiendo del profesor.

Una carrera en una Universidad privada muy cara, muy cara, no es la educación pública.

Sí, sí, hay mucha diferencia, Yo quería ir a la Universidad pública pero mis padres me plantearon hacer Derecho en ESADE, que acaba de empezar en esa Universidad, y debo agradecer también que es más fácil. En una Universidad privada es más fácil encontrar trabajo, empecé en La Caixa, me sacaba un buen sueldo, con buen horario y me permitía hacer las clases por las tardes y me fui a vivir a un piso de alquiler.

¿Y qué hacías en La Caixa?

El primer año estuve en las oficinas pues de comercial, desde un cajero hasta una hipoteca, un fondo de inversión, una cuenta a plazo…cualquier cosa…

¿Tú has vendido hipotecas?

Las vendía oficialmente el director pero sí, yo también atendía a la gente que venía a por una hipoteca.

Pero había una cierta competitividad, no querías que el cliente se fuera a otra entidad…

Sí, pero debo, por ser justo, hay entidades que han hecho unas políticas de hipoteca muy agresiva y La Caixa era bastante conservadora.  Ni te daba el tanto por cierto mayor ni unas condiciones tan buenas comercialmente.

¿Por qué un tío que estaba trabajando en La Caixa, bien pagado, decides irte a trabajar, con un sueldo menor?

La verdad es que yo también me he hecho esa pregunta a veces y no te digo que la tenga respondida. En aquel momento fue un cierto impulso, vi un manifiesto que surgió de gente a la que leía o admiraba o respetaba como Francesc Carreras ,Albert Boadella, Arcadi Espada,…me empecé a involucrar y acabé miembro de la coordinadora de la plataforma que fundó el partido.

¿Por qué te ponen a ti?

Estaba en esa plataforma, yo iba a ser el portavoz del nuevo partido, pero no el presidente ni el candidato, pero como no había acuerdo en quien iba  ser el presidente ni el secretario general ni el candidato pues me pusieron a mi o por consenso o porque no les importaba. Pero al final cuando uno con 26 años, con todos los focos puestos por primera vez, tiene que hacer un discurso en un congreso fundacional de un partido…yo recuerdo que me caía la gota de sudor, era un poco surrealista.

Sales elegido y te encuentras en primera línea de la política y haces tu primera campaña como candidato, que a mi me fascina como comunicador…

A mi no tanto…

¿Por qué?

Fue difícil hacer una campaña así.

¿Se te ocurrió o te la propusieron?

Me la propusieron. Tenemos un equipo de campaña austero. No teníamos agencia de comunicación. Hicimos un grupo de militantes para gestionar la campaña. Estábamos con intención de voto cero, con cierre mediático importante para que no surja nuevo partido político, en aquel momento más que ahora, y a la desesperada en el sentido de: ”¿qué hacemos para llamar la atención de todo el mundo? Y a alguien se le ocurre que si nace un partido, que era el slogan, pues que nazca desnudo, como la gente que nace. Entonces, el candidato desnudo, sin etiquetas, sin chaquetas de pana o gomina o corbata rosa o verde.

Yo lo primero que digo es que están “zumbaos”, yo no me pienso desnudar para una campaña electoral pero conseguimos lo difícil que era un impacto brutal desde el punto de vista del márketing, que fue incluso que aquellos que querían no sacarnos nos sacaron porque éramos noticia.
Y así comenzaron las entrevistas, aunque hubo que esquivar frivolidades como quitarse la camiseta en un plató…

¿Tuviste bajas a raíz de ese cartel?

Hubo bajas que luego se volvieron a dar de alta. La vida es así. Hubo gente que no lo entendía. Es opinable pero cuando estás en una ejecutiva tomas decisiones y te arriesgas. Decidí con 26 años que si me habían dado el poder era para lo bueno y para lo malo. Jugamos con riesgo y salió bien.

¿Volverías a hacerlo?

En aquellas circunstancias, sí. Ahora mismo no lo haría porque no tiene sentido, es otro momento político, el de nuestro partido, el mío—pero en aquel momento estaba bien hecho. ¿Tú qué opinas?

Hay un aspecto que no me convence del impacto por el impacto, que es que el fin justifica los medios.

Risto Mejide: ¿La Universidad la hacías en castellano o en catalán?

Albert Rivera: La Universidad en ESADE era en castellano, algunas clases inglés y alguna clase en catalán dependiendo del profesor.

Una carrera en una Universidad privada muy cara, muy cara, no es la educación pública.

Sí, sí, hay mucha diferencia, Yo quería ir a la Universidad pública pero mis padres me plantearon hacer Derecho en ESADE, que acaba de empezar en esa Universidad, y debo agradecer también que es más fácil. En una Universidad privada es más fácil encontrar trabajo, empecé en La Caixa, me sacaba un buen sueldo, con buen horario y me permitía hacer las clases por las tardes y me fui a vivir a un piso de alquiler.

¿Y qué hacías en La Caixa?

El primer año estuve en las oficinas pues de comercial, desde un cajero hasta una hipoteca, un fondo de inversión, una cuenta a plazo…cualquier cosa…

¿Tú has vendido hipotecas?

Las vendía oficialmente el director pero sí, yo también atendía a la gente que venía a por una hipoteca.

Pero había una cierta competitividad, no querías que el cliente se fuera a otra entidad…

Sí, pero debo, por ser justo, hay entidades que han hecho unas políticas de hipoteca muy agresiva y La Caixa era bastante conservadora.  Ni te daba el tanto por cierto mayor ni unas condiciones tan buenas comercialmente.

¿Por qué un tío que estaba trabajando en La Caixa, bien pagado, decides irte a trabajar, con un sueldo menor?

La verdad es que yo también me he hecho esa pregunta a veces y no te digo que la tenga respondida. En aquel momento fue un cierto impulso, vi un manifiesto que surgió de gente a la que leía o admiraba o respetaba como Francesc Carreras ,Albert Boadella, Arcadi Espada,…me empecé a involucrar y acabé miembro de la coordinadora de la plataforma que fundó el partido.

¿Por qué te ponen a ti?

Estaba en esa plataforma, yo iba a ser el portavoz del nuevo partido, pero no el presidente ni el candidato, pero como no había acuerdo en quien iba  ser el presidente ni el secretario general ni el candidato pues me pusieron a mi o por consenso o porque no les importaba. Pero al final cuando uno con 26 años, con todos los focos puestos por primera vez, tiene que hacer un discurso en un congreso fundacional de un partido…yo recuerdo que me caía la gota de sudor, era un poco surrealista.

Sales elegido y te encuentras en primera línea de la política y haces tu primera campaña como candidato, que a mi me fascina como comunicador…

A mi no tanto…

¿Por qué?

Fue difícil hacer una campaña así.

¿Se te ocurrió o te la propusieron?

Me la propusieron. Tenemos un equipo de campaña austero. No teníamos agencia de comunicación. Hicimos un grupo de militantes para gestionar la campaña. Estábamos con intención de voto cero, con cierre mediático importante para que no surja nuevo partido político, en aquel momento más que ahora, y a la desesperada en el sentido de: ”¿qué hacemos para llamar la atención de todo el mundo? Y a alguien se le ocurre que si nace un partido, que era el slogan, pues que nazca desnudo, como la gente que nace. Entonces, el candidato desnudo, sin etiquetas, sin chaquetas de pana o gomina o corbata rosa o verde.

Yo lo primero que digo es que están “zumbaos”, yo no me pienso desnudar para una campaña electoral pero conseguimos lo difícil que era un impacto brutal desde el punto de vista del márketing, que fue incluso que aquellos que querían no sacarnos nos sacaron porque éramos noticia.
Y así comenzaron las entrevistas, aunque hubo que esquivar frivolidades como quitarse la camiseta en un plató…

¿Tuviste bajas a raíz de ese cartel?

Hubo bajas que luego se volvieron a dar de alta. La vida es así. Hubo gente que no lo entendía. Es opinable pero cuando estás en una ejecutiva tomas decisiones y te arriesgas. Decidí con 26 años que si me habían dado el poder era para lo bueno y para lo malo. Jugamos con riesgo y salió bien.

¿Volverías a hacerlo?

En aquellas circunstancias, sí. Ahora mismo no lo haría porque no tiene sentido, es otro momento político, el de nuestro partido, el mío—pero en aquel momento estaba bien hecho. ¿Tú qué opinas?

Hay un aspecto que no me convence del impacto por el impacto, que es que el fin justifica los medios.

Risto Mejide: Sabes que antes de la conversación con Rosa Díez te mandé un mensaje por si querías que le dijese algo. Antes de la conversación de hoy le he mandado un mensaje a ella y me ha dicho dos cosas: primero, que sería un gran celestino y segundo, que llego tarde porque ya os habéis mirado a los ojitos. ¿Ya hay algún preacuerdo? ¿Vamos a ver un partido nuevo?

Albert Rivera: Creo que hay posibilidades.

Llevas siete años detrás de esto.

Poniendo una mejilla y la otra.

A ella le han preguntado literalmente si follaríais y ella dijo que para follar hay que estar en la misma habitación, y habéis estado. ¿Habéis follado?

No. Ni quiero follar.  Lo que quiero es que la gente escoja. Me parece una oportunidad que haya una tercera vía aunque haya que pasar escollos, pero parece que al final del camino ha proyecto.

Yo le definí como facha de izquierdas y a ti te veo igual. Mucho discurso de la mayoría silenciosa, ¿pero dónde está?

Yo digo que la mayoría silenciosa tiene que hablar en las urnas.

Risto Mejide: Si hay tanta gente a favor a de la unidad de España, ¿por qué salen 3500 personas en Tarragona y en cambio millón ochocientos mil pidiendo “volem votar”?

Albert Rivera: La única manera que se me ocurre movilizarme sin subvenciones, sin el Gobierno, sin el apoyo del Parlamento…

Ah, que los otros están subvencionados…

Hasta las cejas. Está subvencionada la plataforma que la convoca, el gobierno, el presidente, la televisión, el parlamento que lo convoca y la patronal y los sindicatos..

A casi dos millones de personas se la sudan las subvenciones y salen 4 horas para pedir votar.

Pues muy bien. Déjame TV3 tres meses convocando una manifestación.

La gente es idiota. Le pones cualquier mensaje en TV3 y se lo cree.

No, la gente dice “España nos roba” y la gente se lo cree, que son los de ERC.

A Junqueras se lo pregunté y dijo que jamás ha dicho eso.

Eso es mentira. Te mintió. Lo dice en los carteles de las juventudes de Esquerra. Pero Junqueras no es un cualquiera eh, es ahora mismo la persona que puede ser presidente, salir a un balcón y declarar la independencia. No es una broma. Si hay gente que le quiere votar, es libre. Es que da miedo. Junqueras ha llamado a la insumisión civil. A mi me da miedo.

El Gobierno de Cataluña ha dicho que va a respetar la legalidad.

Y el señor Junqueras que no, que es el que va primero en las encuestas.

Ah, lo que te jode es que vaya primero.

No, no me jode.

Que salga el 19% de Cataluña y vuelva el 14% es una mentira.

No es una mentira, es una obviedad. No es expolio, es pagar impuestos.

¿Estás llamando tontos a los que piensan así?

No, a los que lo dicen.

¿Estás llamando tonto a Junqueras?

Tonto es el que dice tonterías, si Junqueras las dice no sé si es tonto o no.

Risto Mejide: Caso Pujol

Albert Rivera: Caso Convergencia.

¿Por qué?

Porque es imposible que cobrando de diputado y teniendo seis hijos tenga 1.800 millones de fortuna. Sólo se me ocurre que eso procede de mordidas y de los tantos por cientos famosos en Cataluña de las obras pública, de contratos y eso no lo puede hacer solo Pujol.

¿Cómo va a acabar? ¿Con Pujol en la cárcel?

No por motivos de edad, pero como mínimo lo que queremos es que se le juzgue. Tengo la sensación de que PP y PSOE han protegido a la familia Pujol y la prueba es que Montoro reconoció en el Congreso que llevan 14 años investigando en Hacienda.

La familia Pujol ha sido el aliado con PP y PSOE para repartirse el pastel en toda España, y ahora resulta que se dan cuenta que eran corruptos. La pregunta es porqué no ha salido antes, porque ahora sale por la independencia, pero tenía que haber salido hace 20 años pero no salía porque eran amigos.

¿Y Jordi Cañas?

Supongo que no lo dirás por mi compañero porque no es un corrupto, no se ha aprovechado, ha dejado su escaño, ya me gustaría que lo hiciesen todos. Somos el único partido que lleva en su programa que no un imputado no puede ir en las listas electorales. Si alguien roba no tiene cabida en mi partido.

Risto Mejide: Vamos con la parte de padre separado. ¿Cómo lo llevas?

Albert Rivera: Es complicado, tú lo sabes. Tienes un sentimiento doble de amor por tu hija pero luego también de saber que no va a vivir contigo nunca más. Al no tener la custodia no ves a tu hija todo lo que te gustaría. Saber que no vas a dormir con tu hija cada día es duro. Y que te estás perdiendo su crecimiento es duro.

Hay una imagen de tu hija abrazando la tele que…

Es entrañable aquella imagen. Mi hija me puede ver por la tele…También hay muchos padres que trabajan fuera y no ven a sus hijos en toda la semana. Desde que tengo a mi hija y no vivo con ella es sagrado cuando me toca estar con ella. La tarde que tengo a mi hija mis compañeros me lo respetan o me la llevo a algún acto del partido.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído