CONTRA LOS ESTATUTOS

La Fundación de UPyD tuvo a sueldo irregularmente a un eurodiputado

Una modificación introducida por Fernando Maura en su declaración de intereses en el Parlamento Europeo ha dejado al descubierto la anomalía, que se prolongó durante más de cinco años

La Fundación de UPyD tuvo a sueldo irregularmente a un eurodiputado
Rosa Díez y candidatos de UPyD al Europarlamento. UP

La Fundación Progreso y Democracia, el think tank de UPyD, ha estado retribuyendo durante más de cinco años a uno de sus patronos a pesar de que sus estatutos lo prohíben. Se trata de su eurodiputado Fernando Maura.

En concreto, el artículo 14 de los mismos especifica: «El cargo de Patrono será gratuito». Y añade a renglón seguido: «Sin perjuicio de su derecho a ser reembolsados de los gastos debidamente justificados que el ejercicio de la función les ocasione». Esto último es lo que se conoce habitualmente como dieta, pero en ningún caso es un sueldo.

La irregularidad ha quedado al descubierto por una modificación que Maura introdujo el pasado 3 de octubre en la declaración de intereses económicos que presentó en el Parlamento Europeo en junio.

En la nueva declaración (puede consultarla aquí), Maura incluye los ingresos que en los años anteriores a su llegada a Bruselas había recibido de la Fundación Progreso y Democracia. Según el documento, ingresaba no menos de 1.001 euros brutos mensuales y no más de 5.000 de esta entidad creada en 2009 sin ánimo de lucro.

Bajo esta historia subyace el enfrentamiento que mantiene Fernando Maura con la dirección de su partido, a la que se enfrentó al alinearse con Francisco Sosa Wagner, quien fuera candidato de UPyD a las europeas.

Porque fue precisamente el partido el que, cuando revisó su declaración de intereses económicos, le recriminó que no hubiera incluido sus ingresos de la Fundación. Según explicó él mismo a El Semanal Digital, no lo hizo porque una funcionaria de la Eurocámara le dijo que no era necesario.

Maura es uno de los 12 miembros que componen el Patronato de la Fundación, Progreso y Democracia que está presidido por Rosa Díez. Según él, desde que se creó la Fundación en 2009 y hasta que el pasado mes de junio fue elegido eurodiputado, estuvo haciendo trabajos remunerados para la misma a mayores del de patrono.

Estos consistían primero en organizar actos de la Fundación (uno con Transparencia Internacional, otro sobre el Sáhara…) y después, desde principios de 2013, en redactar informes específicos sobre asuntos relacionados con el Parlamento Europeo. De hecho tenía firmado un contrato mercantil con la entidad.

No obstante asegura que no hizo nada malo y que hubo más como él. Sin embargo, su compañera eurodiputada Beatriz Becerra, que también trabajó para la Fundación en sus comienzos, asegura que Maura ha sido el único patrono que ha cobrado.

Ninguna de las dos partes sale bien parada de esta ráfaga de fuego amigo. Él por haber omitido ingresos en un documento oficial; y el partido por haber tenido a sueldo en su Fundación a uno de sus patronos a pesar de que sus estatutos no lo permiten.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído