El PP de Rivas estudia llevarla ante el juez por presunta prevaricación

Como Tania Sánchez no aclare su lío con el fontanero puede acabar ‘atascada’ en el banquillo de los pecadores

La pareja del líder de Podemos está envuelta en contratos irregulares en Rivas Vaciamadrid

Como Tania Sánchez no aclare su lío con el fontanero puede acabar 'atascada' en el banquillo de los pecadores
Tania Sánchez. Telecinco

Coincide que, en aquellos momentos, su padre, Raúl Sánchez, era concejal de Deportes: Se calcula que ha habido unos catorce contratos por valor de más de dos millones de euros

Todos están a la espera de que la tremenda ripense encuentre una salida que auspicie el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Y es que el municipio gobernado por IU es la única llave para que no acabe en el banquillo acusada de prevaricación, algo que está dispuesto a hacer a la primera de cambio el PP de la villa:

«Si no nos ofrece una explicación convincente iríamos a los tribunales por un posible delito de prevaricación»,

ha señalado el portavoz ‘popular’ del Grupo Municipal en dicha localidad, Jesús Gónzalez Espartero, tal y como da cuenta desde ‘ABC’ María Isabel Serrano.

La clave está en saber hasta qué punto está liada en una contratación presuntamente irregular de clases deportivas en la que el principal protagonista es un fontanero.

SU PADRE DE POR MEDIO

Como informó ‘ABC’, Tania Sánchez -pareja del líder de Podemos, Pablo Iglesias-, y que aspira a ser cabeza de lista por IU a la Comunidad de Madrid, guarda relación con contratos que ella validó durante su etapa en el Consistorio. Coincide que, en aquellos momentos, su padre, Raúl Sánchez, era concejal de Deportes.

Pero ella, Tania, estaba por encima de su progenitor. La pareja del líder de Podemos ostentaba el cargo de coordinadora Servicios a la Ciudadanía, un área que incluye Fiestas, Cultura, Deportes y Cooperación.

Como tal, firmó en abril de 2008 la prórroga de un contrato con ‘Sport&Tennis Professional Service, S. L.’, la empresa que, en exclusiva, impartía clases de tenis y pádel en todas las instalaciones y polideportivos municipales desde el año 2000. El padre de la ‘jefa’, concejal de Deportes a la sazón, también rubricó la prórroga.

EL TÉCNICO DE MARRAS

Da la casualidad de que la mencionada empresa estaba apoderada por un técnico de la Concejalía de Deportes, Rafael M. N., –el fontanero municipal– que antes había sido propietario de la misma.

Dos años antes, en mayo de 2006, este hombre ya había obtenido plaza fija en el Ayuntamiento tras pasar la correspondiente oposición. En ese momento, Rafael M. N. vendió sus acciones en «Sport&Tennis Professional Service, S. L.» pero se quedó como apoderado.

Alguien, en el Ayuntamiento, repara en esa ‘irregularidad’ y se prescinde del contrato con la empresa. Se va a otra, curiosamente de nombre muy parecido: «Sport&Racket Professional Service, S. L.». Y se contratan con ella las clases de tenis. Ambas empresas tienen a Luis Jorge G. S-C. como administrador.

Tania estuvo el martes en Rivas

«La presencia de Tania Sánchez creó un ambiente muy tenso», han señalado fuentes políticas.

«Lo más seguro es que se desplazara hasta aquí para chequear todos los documentos de su etapa como concejal. Estuvo un buen rato»,

añaden las mismas fuentes al citado medio.

Lo único que se sabe por parte del Ayuntamiento es que el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura (IU), ha intentado ‘justificar’ a Sánchez:

«Pudo haber un error administrativo» como coordinadora de Servicios Sociales al prorrogar el contrato con la empresa encargada de las clases de tenis, cuyo dueño era un funcionario.

Por su parte, el PP, que ha pedido formalmente la apertura de una investigación, no termina de entender que ni Tania Sánchez ni su padre, el que actuó como concejal de Deportes, apartaran al técnico municipal de los procesos de licitación de una empresa de la que fue accionista y apoderado.

Se calcula que ha habido unos catorce contratos por valor de más de dos millones de euros.

El hecho de que el PP piense en una posible prevaricación por parte de Tania Sánchez es que

«prevaricar es hacer mal algo a sabiendas. Ella debería saber que el técnico municipal estaba relacional con la empresa adjudicataria de las clases de tenis»,

explica Jesús González Espartero, portavoz municipal del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído