ENFADADO POR SU PASADO

El catedrático ‘castrista’ de Podemos se calla el latigazo de Pablo Iglesias

Uno de los "cerebros" económicos reclutado por el partido anda muy enfadado porque se haya recordado su pasado castrista. Pero Iglesias le recordó otro trabajo a cuenta de los Clinton

La hemeroteca y YouTube vuelven a pasar factura a Podemos. Al catedrático Vicenç Navarro, encargado, junto al también catedrático Juan Torres, de la elaboración del programa económico del partido de Pablo Iglesias que se presentará el jueves, no le ha hecho gracia que algunos medios hayan recordado una de sus facetas político-militantes.

El catedrático ha acusado de «manipulación» a varios medios de comunicación por haber señalado que fue «asesor de Fidel Castro» en los primeros tiempos de la Revolución en Cuba.

Según Navarro, se trata así de desacreditar a Podemos vinculando su asesoramiento al partido con la dictadura cubana, presentada por el profesor con el eufemismo de un régimen sin «democracia representativa».

«Fui asesor de la Señora Clinton en el gobierno federal de EEUU en la Casa Blanca, en la reforma sanitaria», ha explicado Navarro, desgranando también otra serie de trabajos para gobiernos.

Quien sí tiene claro que el catedrático, profesor en la privada Universidad John Hopkins de Baltimore, fue asesor del Partido Demócrata estadounidense es el líder del partido al que ahora asesora.

Y es que la buena relación entre el cerebro económico y el secretario general de Podemos no siempre fue así. Un video, rescatado por el blog Vía Libre, muestra a Iglesias durante una conferencia organizada por la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) en la que carga duramente contra Navarro.

«Vicenç Navarro, eres un caradura. Has trabajado a sueldo del Partido Demócrata en los Estados Unidos. ¿Qué me vas a contar tú de si hay que hablar o no hay que hablar?», afirmaba Iglesias en alusión a un artículo del catedrático sobre las críticas de Beatriz Talegón a la Internacional Socialista.

La base del capón dialéctico de Iglesias partía de un artículo de Navarro titulado Lo que Beatriz Talegón no dijo y debería haber dicho, en el que, pese a elogiar las palabras de la joven socialista, acusaba a la Internacional Socialista de haber dado cobijo a dictadores como el de Túnez y Egipto y a socialdemócratas de Hispanoamérica.

Probablemente a Iglesias no debió gustarle que quien se rasgaba las vestiduras por esa cuestión fuese alguien que había asesorado al partido de los Clinton, que, entre otras cosas, bombardeó Serbia en apoyo a la secesión de Kosovo.

Claro que de esa cuestión ambos han preferido hacer tabula rasa y poner pelillos a la mar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído