OTRAS INSTITUCIONES PIDEN "SANGRE"

El despacho de tócame Roque de Legaz agota la paciencia de Guindos

El ministro está que trina con el secretario de Estado de Comercio y las últimas informaciones no han hecho más que acrecentar un enfado con el "padrino" del joven. Y no está solo en eso

El despacho de tócame Roque de Legaz agota la paciencia de Guindos
Jaime García-Legaz. PD

La pinza sigue cerrándose en torno al secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, después de que hayan aflorado nuevos datos sobre cómo Francisco Nicolás se paseaba por su despacho como Pedro por su casa.

En concreto, se trata de una serie de reuniones supuestamente acontecidas entre 2012 y 2013 que García Legaz, acompañado por el joven, entonces prácticamente recién cumplida la mayoría de edad, mantuvo con dos concejales del Ayuntamiento de Madrid.

Unos encuentros que tuvieron lugar en su despacho ministerial y a los que concurrieron el responsable del distrito de Chamartín, Luis Miguel Boto, y el entonces responsable del Área de Economía, Enrique Núñez, posteriormente nombrado delegado de Seguridad y segundo teniente de alcalde del Consistorio, según El Mundo. Unas reuniones que, además, generan dudas más que razonables, ya no sólo por la presencia de Francisco Nicolás , sino porque ambos cargos municipales mantienen vinculaciones con áreas que se han visto afectadas por el affaire Nicolás.

Así, Boto era el concejal jefe del distrito en el que se ubicaba el mercado La Isabela, por cuyas licencias municipales se habría ofrecido a mediar el «ahijado» político de García Legaz.

Y en cuanto a Núñez, a su cargo unía la responsabilidad de la Agencia de Gestión de Licencias de Actividades (AGLA). Eso sin contar que como delegado de Seguridad, de él depende la Policía Municipal de Madrid, cuyos patanegra de la unidad de escoltas llegaron a prestar servicios al joven.

Un episodio sorprendente y del que el Ayuntamiento todavía no ha ofrecido una explicación concreta.

Un despacho «compartido»

Pero cada palo aguanta su vela, y la del Ministerio de Economía es un cirio. Pese a lo señalado de forma pública por Luis de Guindos remitiéndose a los comunicados del secretario de Estado de Comercio en los que negaba la presencia del joven en las reuniones -afirmada por otras fuentes del diario-, el titular de la cartera está que echa humo con el asunto.

Ni siquiera las relaciones de García Legaz con un empresario chino interesado en reflotar el proyecto Eurovegas, cuya interlocución le ha servido hasta ahora como agarradera tal y como ha relatado El Semanal Digital, parecen suficiente salvavidas si el agua del asunto Nicolás sigue subiendo alrededor del despacho «compartido» del secretario de Estado al que el joven sigue considerado su «padrino».

Y más después de que en el Gobierno y en el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) estén echando humo por el «berenjenal» en que se les ha metido a cuenta del personaje y unas amistades demasiado fatuas que han creado un lío de narices.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído