"ENTREGABA CANTIDADES ENTRE LOS 20 Y LOS 40 €"

Los miserables sueldos en negro que pagaba el coletas de la doble moral en su productora

Más perlas de Enrique Riobóo, fundador de Canal 33 que ha editado el libro 'La cara oculta de Pablo Iglesias'

Los miserables sueldos en negro que pagaba el coletas de la doble moral en su productora
Pablo Iglesias y documentos de las finanzas de La Tuerka.

Lo del ‘salvador’ de los desamparados Pablo Iglesias y su sospechosa productora sigue coleando, o coleteando que quizás sea más propio.

Esta vez el diario ‘La Razón‘ le da en toda la cara con Producciones Con Mano Izquierda, de la mano del periodista C. Castro, que se hace eco del libro de Enrique Riobóo, -fundador de Canal 33-, ‘La cara oculta de Pablo Iglesias’, para recordar uno de los muchos pasajes memorables que, aunque negados por el aludido, no han sido misteriosamente denunciados, práctica a la que es muy aficionado el mentado por otras cuestiones menores.

LOS SUELDOS

Y es que en ‘La Tuerka’, el conocido programa de tertulia política que ahora se realiza en un plató de Público, 

«se pagaba a los voluntarios en negro cantidades que podían oscilar entre 20 y 40 euros, según uno fuese cámara, regidor, ayudante. Eso lo vi con mis propios ojos»,

asegura Riobóo.

No es la única irregularidad que este empresario vio cuando fue ‘socio’ de Pablo Iglesias. Esta semana ha denunciado que el secretario general «está cobrando 3.000 euros a la semana del régimen iraní» o que llegó a pagar por la producción de ‘La Tuerka’ en recibos sin IVA.

El secretario general de Podemos desmintió en «La Noche en 24 horas» este extremo y emplazó a Riobóo a acudir a los tribunales a denunciarlo. Su visión es otra. «A ellos no les interesa que esto se judicialice porque saben que tienen las que perder», explica.

El modus operandi era para Riobóo «un auténtico chollo, fiscalmente, laboralmente, sin seguros sociales y sin altas en la Seguridad Social».

Los trabajadores eran voluntarios. «Ellos decían que eran activistas, que son voluntarios pero que cobraban algo», explica. Se suponía que no debían cobrar un solo euro, puesto que Producciones Con Mano Izquierda, la productora, es una entidad sin ánimo de lucro cuyos objetivos son sociales y altruistas.

Pero, según el fundador de Canal 33 -en cuyos platós se grabó el programa durante poco más de tres meses-, «un poquito antes de comenzar el programa, a eso de las 7-8 de la tarde, allí llegaba Camila, que es ayudante de él, con dinero para repartir. No todos cobraban, alguno sí que es cierto que trabajaba gratis».

Tampoco había una periodicidad estipulada de antemano:

«Nunca supe cómo se repartía. Podían ser 20 o 30 euros a un cámara por programa y entonces eso era por semana».

Producciones Con Mano Izquierda decidió, a partir de noviembre de 2013, constituir una sociedad limitada para dar cauce a su actividad.

Esta sociedad, «Caja de Resistencia Motiva 2», cuyo administrador es Juan Carlos Monedero, heredó la estructura de Con Mano Izquierda, incluidos sus trabajadores.

A pesar de ello, en su página web se afirma que el equipo está compuesto «por más de veinte profesionales».

Eso sí, sigue figurando como asociación cultural, una forma jurídica que le otorga múltiples ventajas: no está obligada a presentar cuentas anuales de sus ejercicios; está exenta del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) mientras sus ingresos netos no superen el millón de euros y puede beneficiarse además de desgravaciones en el Impuesto de Sociedades.

La productora ha asegurado que «no tiene nada que esconder».

Te puede interesar

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído