ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

Tomás Gómez no llega al turrón a este paso: acorralado, estalla

Los nervios del líder del socialismo madrileño se han desatado después de que cobre fuerza la hipótesis de que el Tribunal de Cuentas va a fulminar la gestión del Tranvía de Parla

Tomás Gómez no llega al turrón a este paso: acorralado, estalla
Tomás Gómez, líder del PSM. PS

Tomás Gómez ha encendido el ventilador tras verse cada vez más acorralado por el tranvía de Parla. El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) ha lanzado a sus huestes al ataque tomando como objetivo al presidente de la Cámara de Cuentas de Madrid, Arturo Canalda.

Canalda, exDefensor del Menor y exviceconsejero de Sanidad, se ha convertido en la bestia negra del secretario general del PSM, acosado por la Fiscalía y puesto en duda desde las propias filas del socialismo pese a las declaraciones públicas de Ferraz.

El ventilador de «Invictus» va dirigido contra la Cámara de Cuentas como origen de la investigación por los sobrecostes del tranvía parleño y contra el Consorcio de Transportes de Madrid, que se negó a hacerse cargo de la deuda mantenida por el Consistorio a cuyo frente se encontraba Gómez y, más tarde, su segundo y amigo, José María Fraile, imputado en la Operación Púnica.

Sin embargo, la táctica de Gómez no surte el efecto esperado. Un día después de haber pedido el sobreseimiento y cierre del caso ,este martes trascendió que la Fiscalía piensa solicitar que todo su equipo como alcalde de Parla y el de su sucesor se sienten en el banquillo.

Pero no es el único problema que se le presenta a Gómez a la vista. Los nervios del exprimer edil de Parla tienen que ver con un informe del Tribunal de Cuentas que pondría en evidencia la gestión municipal del tranvía y sus sobrecostes, que ahora intenta cargar al Consorcio de Transportes de Madrid.

La cuestión es que ya en 2013 el citado organismo recibió un espaldarazo en forma de sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 20 de Madrid en la que desestimó el recurso de Tranvías de Parla alegando que no tenía que asumir deuda alguna al no ser titular ni tener responsabilidad compartida.

Para Gómez la situación es más que complicada de cara a su supervivencia al frente del PSM. En los últimos meses «Invictus» ha tenido que lidiar con serios enemigos situados bajo el ala de Pedro Sánchez, la judicialización del Tranvía de Parla y las salpicaduras de la Púnica.

El remate de esta situación puede concretarse en que su equipo de gobierno en la ciudad madrileña termine imputado y que el citado informe del Tribunal de Cuentas desentrañe posibles irregularidades en la gestión. Y todo a unos meses de las elecciones autonómicas.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído