Antolín Sanz

PP

EN UNA PROVINCIA HISTÓRICA

clipping

Los 'rebeldes' del PP en Ávila cortan la respiración a Génova

La rebelión abierta en la provincia que encumbró a Aznar en 1982 y a Acebes en 2000 es de las que hacen pupa, y más cuando el "alzamiento" ha dejado vendido a algún mandamás

R. Brihuega / El Semanal Digital, 27 de junio de 2015 a las 06:40

¿La primera en la frente? Tras los cambios en la cúpula del Partido Popular, Ávila se le ha rebelado al oficialismo genóves. Y es que varios "insurgentes" populares tumbaron la candidatura designada por el presidente del partido, el senador y secretario general del Grupo Parlamentario Popular en la Cámara Alta Antolín Sanz, para presidir la Diputación Provincial abulense.

El asunto ha dejado sin capacidad de reacción a Sanz, responsable de una provincia importante para el PP, casi mítica, ya que José María Aznar fue elegido allí diputado en el Congreso en 1982. También Pablo Casado, flamante vicesecretario de Comunicación del PP, obtuvo su acta en Ávila en 2011.

Y qué decir de Ángel Acebes, secretario general del PP nacional, que fue alcalde de Ávila capital y uno de los diputados por provincia que obtuvo mayor número de votos en el año 2000, cosechando el 65% hasta el punto de ser el cabeza de lista popular más votado de España en aquellos comicios.

Sin embargo, las cosas dieron un vuelco en la tarde del jueves cuando se decidía la Presidencia de la Diputación Provincial. La maquinaria de los populares, a priori, estaba bien engrasada para que Pablo Luis Gómez, candidato oficial, se hiciera con sus riendas. Hasta Gómez, que no se imaginaba la que le esperaba, se paseaba ufano antes de la votación vendiendo su discurso a los medios de comunicación.

Una vez constituida la mesa de edad con José María García Tiemblo y Eduardo Duque, y con todo preparado para las votaciones a urna cerrada, llegó la sorpresa. El alcalde popular de Tiñosillos, Carlos García, presentó un candidato alternativo, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, mientras que su compañero de partido Jesús Martín, concejal de Solosancho, con sorpresa, se ceñía al guión de presentar a Gómez.

El resto de grupos presentó a sus propios candidatos.

En la primera vuelta Gómez obtuvo diez votos, el socialista Jesús Caro los siete de su formación y el alternativo popular Sánchez, cuatro. Las otras formaciones se votaron a sí mismas.

El resultado obligó a pasar a una segunda vuelta en la que Caro mantuvo sus votos. No sucedió lo mismo en los populares: Gómez obtuvo cinco pero Sánchez sumó nueve votos del PP más otros dos procedentes de Ciudadanos y Trato Ciudadano. En total, once votos que le impusieron al candidato oficialista de su partido.

Ante el resultado, Sánchez pasó a presidir la Diputación Provincial de Ávila mientras que el presidente del PP provincial, Sanz, se encontraba con una hoguera bajo sus pies.

Ahora los representantes de Génova en Ávila piden tomar medidas al cuartel general madrileño tras no haberse enterado de lo que se preparaba. Tarde, porque el daño ya está hecho. Y es que algunos se han propuesto llevar a cabo la renovación por las buenas o por las malas.



Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05