LA CORRUPCIÓN EN RIVAS ARRINCONA A SU NOVIA

Pablo Iglesias rompe con Tania Sánchez para no contaminarse ‘políticamente’ con sus chanchullos

La pareja llevaba tres años juntos pero viviendo por separado

Pablo Iglesias rompe con Tania Sánchez para no contaminarse 'políticamente' con sus chanchullos
Tania Sánchez y Pablo Iglesias.

Con la corrupción pisándole los talones a la candidata a la Comunidad de Madrid de Izquierda Unida, Tania Sánchez, Pablo Iglesias, el líder de Podemos ha decidido romper sentimentalmente con ella para no contaminarse políticamente.

Según cuenta Vanitatis, desde las filas del emergente grupo político de Iglesias se apunta a que la relación sentimental que mantenía con la diputada de Izquierda Unida ha llegado a su fin. Vanitatis ha tratado de confirmar la noticia con los protagonistas, pero no ha sido posible.

La ruptura huele a estrategia política ya que Sánchez Melero está más cerca de convertirse en una momia política que en el reluciente Caballo de Troya que Podemos había colocado en las filas de IU tras destaparse que ella y su padre le soplaron más 1,2 millones de euros en contratos amañados para llenar los bolsillos de su hermano Héctor, administrador único de Aúpa Sociedad Cooperativa Madrileña, una empresa de actividades culturales, entre los años 2007 y 2011.

Sus vagas explicaiones le hicieron ganar la fama de la tonta que no se entera de nada mientras un hermano suyo se hinchaba los bolsillos alegramente gracias al Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, siendo ella misma era concejal de Cultura, Festejos y Participación Ciudadana del Ayuntamiento, feudo madrileño de la formación de izquierdas.

Con la popularidad de su novia por los suelos, Iglesias ha decidido abandonarla y soltrar lastre. Ya bastante tiene el líder de Podemos con responder a las acusaciones de corrupción de su partido en el que el último escándalo son los más de 400.000 euros que su mano derecha, Juan Carlos Monedero, ha recibido de regímenes bolivarianos por asesorarles con una moneda única pero de los que no ha enseñado ni una factura.

La política acaba así con una relación de tres años, pero viviendo por separado: ella en un piso de Rivas Vaciamadrid y él en otro que heredó en Vallecas, viajando continuamente a Bruselas por su cargo como eurodiputado en el Parlamento Europeo. ¿Qué harán con el nidito de amor, una casa de madera que el político tiene en la provincia de Ávila, donde se les ha visto pasar algunos fines de semana?

Te puede interesar

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido