ABANDONA LA JUNTA DE LA 'ALTRUISTA' CMI PRODUCCIONES

Tocata y fuga de Pablo Iglesias: se da el piro de su productora antes de que le corten la coleta

Los pagos en negro fueron denunciados por el empresario Enrique Riobóo, fundador y propietario del 80% de Canal 33

Tocata y fuga de Pablo Iglesias: se da el piro de su productora antes de que le corten la coleta
Pablo Iglesias y su sospechosa mano izquierda Captura

Se ha ido para no dejar quizàs rastro de sus presuntas mangancias: Pablo Iglesias ya no figura en la junta directiva de su sospechosa asociación cultural sin ánimo de lucro CMI Producciones con Mano Izquierda.

El líder de Podemos lo hace cuando cuando Manos Limpias está a punto de presentar una querella contra la asociación por fraude fiscal y en un momento clave para el partido, marcado por distintos procesos electorales. 

La noticia la lanzan Javier Romera y África Semprún desde las páginas de ‘El Economista’, y se sustenta en la documentación de la asociación, remitida al Ministerio del Interior.

Iglesias fue nombrado vocal de la junta el 8 de abril de 2012. Como presidente de la misma figuraba Carlos Guijarro y como secretario Tristán Meyer, hijo del ex eurodiputado de Izquierda Unida Willy Meyer.

MODIFICACIÓN EN EL ORGANIGRAMA

El pasado 12 de enero, la productora registró sin embargo una modificación de su organigrama y tanto Iglesias como Meyer abandonaban la cúpula. Como presidenta fue nombrada Camila Rigali y como secretaria Almudena Tomás.

La asociación ha declarado, no obstante, que el relevo en su junta fue aprobado el 20 de septiembre en asamblea, lo que significaría que no se habría inscrito hasta cuatro meses después.

Eso es algo que no pasó por ejemplo cuando se constituyó la primera junta directiva. Entonces sólo se publicó la fecha de aprobación de la misma y no la de inscripción.

SIGUE AL MANDO

En cualquier caso, de acuerdo con las fuentes consultadas, tanto antes, cuando sólo era vocal, como ahora, cuando ni siquiera aparece, el mando lo sigue teniendo Iglesias.

Los pagos en negro a la productora fueron denunciados por el empresario Enrique Riobóo, fundador y propietario del 80% de Canal 33 y antiguo socio del secretario general de Podemos, con el que tenía un acuerdo comercial para emitir La Tuerka en su televisión.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído