La exdelegada del Gobierno Amparo Valcarce quiere frenar el «desembarco» de Gabilondo en el PSM

Una ‘topo’ de Zapatero desafía a Pedro Sánchez y presenta su candidatura en Madrid

Una 'topo' de Zapatero desafía a Pedro Sánchez y presenta su candidatura en Madrid
Amparo Valcarce. PD

Conspiran todos. Lo hace el sielnte José Balnco, lo hace el hábil Rubalcada y lo hace, con sonrisa de Gioconda, el desastroso José Luis Rodríguez Zapatero.

Los afines a Tomás Gómez ya tienen a quién votar para frenar la designación desde Ferraz del exministro Ángel Gabilondo como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid: Amparo Valcarce, exdelegada del Gobierno y actual diputada en la Asamblea.

Desde la defenestración de Gómez, el miércoles pasado, toda la estrategia de ese sector se ha dirigido a encontrar un candidato de peso que contraponer a Gabilondo en las asambleas de militantes, porque saben que la condición que el exministro ha puesto a Pedro Sánchez para aceptar el reto es que no haya primarias y que el PSM le acepte.

Como explica Gabriel Sanz en ‘ABC‘, los partidarios de Gómez lo intentaron primero con el expresidente del PSM Pedro Zerolo, quien, tras las presiones de la Dirección Federal -es también secretario de Movimientos Sociales en la Ejecutiva de Pedro Sánchez- desistió.

Que Valcarce haya dicho sí es impensable sin el visto bueno de su mentor, José Luis Rodríguez Zapatero, y refleja mejor que nada como la «guerra» en el PSM se está convirtiendo en clave para saber quien ganará el pulso de poder que Pedro Sánchez y la andaluza Susana Díaz libran en todo el PSOE.

«No» de Zerolo

A las 10 de la mañana, Valcarce comparecerá en un hotel madrileño en una rueda de prensa para anunciar su intención de ser candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Su presentación da un vuelco a los acontecimientos en el PSM porque Ferraz y Rafael Simancas, presidente de la gestora, confiaban en que, tras el no de Zerolo, enfermo de cáncer de páncreas, a los «tomasistas» les sería difícil encontrar un candidato en el que depositar su malestar por lo que consideran una «operación desembarco»; perfectamente diseñada, dicen, por Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba, este ultimo en la sombra.

Ahora serán las asambleas locales que se celebrarán esta semana y la próxima, en las 129 agrupaciones del PSM, donde sus 15.000 militantes podrán debatir el nombre que elevan a la gestora para proponer a la Comisión Federal de Listas.
Zapatero apuesta por Díaz

En círculos socialistas no ha pasado desapercibido el hecho de que sea Valcarce quien haya tomado la decisión de dar un paso al frente, porque ella es de la estricta confianza de Zapatero.

De origen leonés, fue diputada por esa provincia y es una de las personas de mas influencia en el expresidente del Gobierno, ya que perteneció siempre a su núcleo duro de confianza.

En la tumultuosa rueda de prensa que ofreció Tomás Gómez el miércoles para despedirse, no pasó inadvertida su presencia entre los cargos públicos que arroparon al exsecretario general del PSM aplaudiéndole.

También estaba la secretaria personal de Zapatero, Gertrudis Alcazar, aplaudiendo a Gómez.

En la soterrada guerra de poder que libran Pedro Sánchez y la presidenta andaluza, Susana Díaz, el expresidente del Gobierno está claramente decantado a favor de esta última y no lo oculta.

José Luis Rodríguez Zapatero está muy enfadado con Sánchez por su rectificación de medidas que él hizo, como la reforma del artículo 135 de la Constitución.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído