¿ACCEDERÁ SÁNCHEZ?

Gabilondo quiere ser alcalde: maniobra para cambiarse por Carmona

Su tesis es que si se mete en un avispero como el del PSM sin necesidad de ello, al menos que sea teniendo opciones para ganar. Y en el Ayuntamiento de Madrid el PSOE cree tenerlas

Gabilondo quiere ser alcalde: maniobra para cambiarse por Carmona
Angel Gabilondo. PD

Ser candidato a la Comunidad de Madrid no es precisamente lo que más le seduce a Ángel Gabilondo: a él le gusta mucho más el Ayuntamiento de la capital.

El entorno del exministro de Educación está sondeando la disponibilidad de Pedro Sánchez para trasladar a Antonio Miguel Carmona a la candidatura regional y ubicar a Gabilondo en la de la ciudad, según ha sabido El Semanal Digital.

Ocurre que el pasado jueves el presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas, ratificó a Carmona como candidato al Ayuntamiento y afirmó que tiene «todo el respaldo» del partido. Ahora bien, que esa decisión sea movible o inamovible está por ver.

La tesis de Gabilondo es que, si se mete en un avispero como el del PSM sin necesidad de ello, al menos que sea teniendo opciones para ganar y no estando condenado de antemano a la oposición (donde es de prever que no aguantaría mucho). Es por eso que prefiere postularse al Palacio de Cibeles antes que a la Real Casa de Correos.

No en vano, el PSOE cree que va a obtener mejores resultados en el Ayuntamiento que en la Comunidad. Es más, algunos sondeos internos lo sitúan como primera fuerza en el Consistorio de la capital, por delante del PP y de esa candidatura de «unidad popular» formada por Podemos, el sector crítico de IU y Equo que aún no tiene nombre.

Por contra, en la Comunidad las encuestas sitúan al PSOE como tercera fuerza, muy por detrás del PP y de los de Pablo Iglesias. Por más que El País publicara el jueves un sondeo exprés según el cual de la noche a la mañana, y sólo con la destitución de Tomás Gómez, el PSM había escalado a la primera posición.

Hasta ahora Gabilondo sólo se ha pronunciado ante las cámaras de La Sexta, y lo ha hecho para decir que «no hay nada hecho ni cerrado». «Si hablan conmigo yo lo dilucidaré, lo pensaré y decidiré», señaló. Y negó que haya puesto como condición no tenerse que someter a unas primarias para las que, por lo pronto, ya se ha postulado Amparo Valcarce.

De momento lo único claro es que Ángel el deseado va a hacerse de rogar. Eso y que Pedro Sánchez quiere tener resuelto el asunto este sábado, aunque otra cosa es que lo consiga.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído