HISTORIA DE UNA RUPTURA

Cómo pasó Garicano de ministrable de Rajoy a fichaje estrella de Ciudadanos

El reputado economista, que ha desembarcado en política de la mano de Rivera, estuvo durante años en la órbita del PP

Cómo pasó Garicano de ministrable de Rajoy a fichaje estrella de Ciudadanos
Luis Garicano y Albert Rivera. Ciudadanos

Luis Garicano se ha convertido en uno de los nombres propios de la semana. El golpe de efecto que Ciudadanos ha conseguido con el fichaje del reputado economista recuerda al que en 2008 logró el PP con el de Manuel Pizarro.

Quién les iba a decir a los populares hace unos años que el partido de Albert Rivera acabaría quitándoles, además de votos, a un viejo colaborador. Uno que incluso llegó a estar en algunas quinielas como ministro de Economía de Mariano Rajoy. Aunque según dice Garicano cuando se lo recuerdan fue más el ruido que las nueces.

Vueltas que da la vida. Durante mucho tiempo el padre del programa económico de Ciudadanos fue uno de los expertos de la órbita del PP, hasta el punto de que participó en varias convenciones y conferencias del partido y también de FAES.

Con la llegada de Rajoy a La Moncloa la relación se fue enfriando paulatinamente, aunque en los primeros meses formó parte de un comité de expertos designado por el Gobierno para la reforma de la universidad. Ya estaba rota cuando en noviembre del año pasado el catedrático de Economía y Estrategia de la London School of Economics publicó un artículo en el Financial Times que supo a cuerno quemado en el PP.

En él pedía abiertamente la dimisión del presidente por ser responsable del nombramiento de personas que luego habían resultado ser corruptas: «Enfrentarse al doble reto político de España es imposible mientras él permanezca en el cargo», sostenía. Soraya Sáenz de Santamaría debía hacerse con el timón, según su tesis.

Así que, después de aquello, nadie en el PP ha llorado su marcha a C´s. No guardan muy buen recuerdo. Es más. Los populares piensan contraatacar el programa económico que Garicano elaboró con ayuda de Manuel Conthe.

¿Qué pasó para acabar así? Después de cien de Gobierno de Rajoy Garicano coordinó un informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada en el que le reconocía tres méritos. «Luces», las definía: la ley de estabilidad presupuestaria, la reforma de bancos y cajas y la reforma laboral. Pero advertía de que no eran un «entramado suficiente».

Con la forma en que se desarrolló el rescate al sistema financiero ya fue muy crítico, y eso que él mismo había sostenido en mayo de 2012 en El País que no quedaba otra: «Debemos reconocer que necesitamos ayuda exterior para que España salga del profundísimo agujero en el que está cayendo. Pero si el problema de solvencia de España está causado por el agujero en el sistema financiero, el rescate de España, y la condicionalidad impuesta, debe ir dirigido también a su sistema financiero, y no al Estado».

Todavía en julio de 2013 participó en el Campus FAES, pero mostrándose muy crítico con la situación «aún muy grave» e insistiendo en la necesidad de «reformas estructurales» pendientes. Lo mismo que sostiene ahora desde las filas de Ciudadanos.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído