UNA JAULA DE GRILLOS

Los roces entre Sánchez y su portavoz encienden otra alarma en el PSOE

El líder de los socialistas ve que el balón se cuela una y otra vez por su escuadra empujado por uno de sus más directos colaboradores. La pertinacia en el error parece carecer de límites

Los roces entre Sánchez y su portavoz encienden otra alarma en el PSOE
Pedro Sánchez con corona

El PSOE continúa siendo una jaula de grillos. A falta de coordinación, la olla a presión de la formación -en permanente cuesta abajo- sale por el registro menos esperado. El portavoz del grupo parlamentario, Antonio Hernando, atraviesa un periodo de turbulencias internas que amenazan con frustrar su carrera en el nuevo socialismo.

En principio, el cargo no debería ofrecer un gran desafío para Hernando, sino un buen número de ruedas de prensa donde sacar a relucir el colmillo contra el Gobierno. Y sin embargo, el panorama se le ha ido complicando notablemente. El último patinazo sobre el futuro de Manuel Chaves y José Antonio Griñán ha minado definitivamente la imagen y la fiabilidad del responsable del Grupo Socialista.

Pedro Sánchez hubo de forzar a Antonio Hernando a dar una nueva rueda de prensa tras apelar al Código Ético del partido para dejar abierta la puerta a la entrega de las actas de parlamentarios de los ex presidentes en una compleja situación procesal. El portavoz dio marcha atrás de la única de las maneras posibles: «No se cumplirá el Código Ético, sino el compromiso adquirido por el secretario general. El error ha sido mío», asumió.

En el Grupo Socialista ya se habían quedado perplejos unas semanas antes cuando, tras la foto de Mariano Rajoy y Pedro Sánchez en La Moncloa, Hernando se lanzó al ruedo para desmentir que el acuerdo contra el terrorismo yihadista fuera a ser la antesala de otros acuerdos. El portavoz sostuvo que las discrepancias con el PP son «abismales» y que «no hay ninguna otra posibilidad de pacto» con el Gobierno de Rajoy en otras materias.

Una coalición con el Partido Popular, ahondó en su relato, es «inconcebible». Y de pronto, su teléfono se puso a sonar. Según relataron a El Semanal Digital fuentes solventes, Sánchez dudó si su colaborador se había expresado bien. Antonio Hernando echó mano de una media verdad. Que sólo había espantado la sombra de una gran coalición. El secretario general lo celebró pues a su vez había deslizado en un discurso en Barcelona que veía necesario llegar a otros acuerdos de fondo con Rajoy.

De hecho, Sánchez especificó uno de esos ámbitos en los que «ineludiblemente» considera que debería alcanzarse un pacto entre los dos grandes partidos: el sistema educativo, al que habría que dotar, según afirmó, de «estabilidad, equidad y excelencia». Quedó más en evidencia que Hernando había metido la pata entrando en contradicción con el propio Sánchez. Días después, preguntado de nuevo por más pactos, fue así de parco: «Ya dejé claro la semana pasada cuál era la reflexión del secretario general».

El portavoz del Grupo Socialista ha ido de gol en gol en propia meta. Para añadir si cabe aún más confusión, sostuvo que la dirección federal descartaba buscar un candidato alternativo a Tomás Gómez para la Comunidad de Madrid. «Claro, que lo descartamos», aseguró horas antes del descabezamiento del líder del PSM.

Todas y cada una de las pifias resultan achacables, a ojos de muchos, al «ir por libre» del líder, convirtiéndose de forma inesperada en elemento letal para la imagen del propio PSOE y agotando el crédito de su portavoz parlamentario. Bien es verdad que el secretario general tampoco está en la obligación de consultar sus decisiones, pero unos insisten a diario en la necesidad de un discurso claro, sin tantas vacilaciones, y cuestionan sus pasos.

Otros también empiezan a tener en el punto de mira a César Luena, número dos de los socialistas, y su obsesión por el control y por encadenar en la sombra la gestión de asuntos sensibles. Aquel que pasa por ser «la mente gris» de Ferraz lo dejó claro: Antonio Hernando «es un gran portavoz y el secretario de Organización soy yo». Todo un aviso a navegantes.

SIGA LEYENDO EN EL SEMANAL DIGITAL

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído