El presidente del Gobierno aclara que no hará cambios para minimizar la crisis interna de su partido

Mariano Rajoy impone la ‘paz’ tregua en el PP hasta las elecciones municipales y autonómicas

Reúne este 7 de abril a cientos de dirigentes en la Junta Directiva Nacional para marcar un único objetivo: trabajar por la victoria

Mariano Rajoy impone la 'paz' tregua en el PP hasta las elecciones municipales y autonómicas
María Dolores Cospedal y Mariano Rajoy. PD

En la sede del PP en la calle Génova 13 de Madrid y hasta en La Moncloa niegan que las relaciones de la secretaria general del partido y la vicepresidenta sean malas

El presidente del PP, Mariano Rajoy, pronuncia este martes, 7 de abril de 2015,  ante la Junta Directiva Nacional de su partido un discurso de apelación a la unidad, el trabajo común y el cierre de filas como en los momentos más complicados ya vividos en la legislatura.Hombre de pocos aspavientos, Rasjoy es un artista a la hora de enviar mensajes subliminales y hacer gestos políticos sutiles.

Y en las últimas 24 horas ha tenido dos muy claros de apoyo a María Dolores de Cospedal: uno, anunciar públicamente en una larga entrevista en RNE,que «no va a haber cambios en lo sustancial» en el partido, aunque «siempre se pueden hacer pequeños ajustes».

El segundo es el anuncio de que el miércoles acudirá a Ciudad Real -el «feudo» de Cospedal- para presentar a los candidatos populares en aquella región: otro gesto que escenifica su respaldo a la actual secretaria general de los populares.

La inédita guerra abierta y pública entre los máximos dirigentes de dos de sus principales organizaciones territoriales, Castilla-La Mancha y Andalucía donde sigue enredando Javier Arenas, queda postergada hasta conocer el resultado de las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo de 2015.

Ese día hay convocadas formalmente elecciones a 13 autonomías y unos 8.000 municipios, y la cita con las urnas en Castilla-La Mancha está adquiriendo con el tiempo y las trifulcas internas del PP un valor especial.

Si Cospedal, en contra de lo que vaticinan todas las encuestas, pierde en mayo el Gobierno de Castilla-La Mancha -que ganó en 2011 al socialista José María Barreda por un escaño (25 frente a 24) y aumentando en 100.000 votos y cuatro puntos los resultados de 2007-, su futuro político en el PP a nivel nacional y de cara a una futurible sucesión de Rajoy también quedará marcado.

Ella y su equipo son conscientes de ese doble examen. Entre sus principales colaboradores en Castilla-La Mancha, lo asumen, pero apuntan otra baza a su favor:

«Todo dependerá de lo que pase el 24 de mayo, para bien o para mal. Si no vence todo se acabó, pero si ella gana por segunda vez una comunidad históricamente socialista y se pierden, por ejemplo, la Comunidad Valenciana y otras, a lo mejor es ella la que sale fortalecida y otros tendrán que dar explicaciones».

Como sugieren algún malintencionado, a Javier Arenas y a algún conspirador monclovita, les ‘hule el culo’ a pólvora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído