AUTORA DE 'ESPAÑOPOLY' (ARIEL)

Eva Belmonte: «Para hacerse con el poder en España es más importante ser visto que hacer»

"Aquí las relaciones entre poderosos vienen de un nivel más familiar"

Las reglas de ese club que es la nobleza (¿privado?, ¿público?) se resisten a desaparecer

Si algo hemos descubierto en estos años es que España funciona como un gran Monopoly. Una partida a la que sólo están invitados determinados jugadores que se mueven saltando de casilla en casilla, haciendo y deshaciendo, acumulando bienes, cargos y condecoraciones y logrando, sin mucho esfuerzo en algunos casos y por razones poco transparentes, importantes beneficios en forma de contrato, de indulto, de subvención o de ley a medida.

‘Españopoly’ de Eva Belmonte (Ed. Ariel) nace con la pretensión de sacar a la luz los entresijos del poder, de explicar cómo se cocinan las leyes y a qué intereses responden, quiénes son aquellos que toman las decisiones más importantes y de qué forma se lucran con ello. Quiénes hacen las reglas y, lo más importante, con qué intención.

CASILLA DE SALIDA: EL HARVARD ESPAÑOL

¿Qué tienen en común el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez (el MAFO de la crisis); el constructor y sin embargo marqués Juan Miguel Villar – Mir ; el columnista y académico Luis María Anson ; el empresario y presidente del Museo del Prado Guillermo de la Dehesa ; el socialista sin Moncloa Alfred o Pérez Rubalcaba ; el expresidente y señor de FAES José María Aznar ; los hermanos Solana ; el todopoderoso emperador mediático Juan Luis Cebrián ; quien fue nombrado presidente de la Telefónica privatizada, Juan Villalonga ; y Rafael Arias – Salgado, personaje modelo de este preámbulo?

Todos ellos fueron al colegio Santa María del Pilar, una escuela religiosa — ahora concertada — que ha reunido en un solo patio (muy bien situado en la zona alta de Madrid, eso sí) a una buena ración de los protagonistas de esta his toria. Cuando Luis Solana recuerda sus años de colegio alaba las bondades de un centro «religioso pero no oscurantista». Y reflexiona: «Si hubiera seguido siendo alumno de La Concepción [otro colegio religioso] hoy sería partidario de IU».

Pero gracias al Pilar he descubierto el socialismo como traducción de lo que me enseñaron allí». Eso sí, cada alumno lo tradujo a su manera. Aunque Solana asegura rotundo que de esas aulas «no han salido ni fachas, ni golpistas», lo cierto es que sí podemos contar algunos , como Agustín de Foxá , uno de los autores del «Cara al sol» y amigo de José Antonio Primo de Rivera .

Mucho VIP en un solo patio. ¿Razones? Como en todas las explicaciones de fenómenos medianamente complejos, seguramente será una suma de muchas causas, c ada una de ellas aplicable en mayor o menor grado. El éxito de los pilaristas es una consecuencia de su paso por la escuela (se posicionan después de haber pasado por allí) o es inherente a ellos (los mejor posicionados acuden a ese colegio y siguen siendo los mejor posicionados a su salida).

LOS JUGADORES

Aunque están muy relacionados, la influencia de los jugadores sobre el tablero no siempre viene dada por el peso económico o, como mínimo, no solo por eso. Dinero, apellido y poder . La clave está en la confluencia de estos factores, cuantos más mejor, para poder saber quiénes son los más influyentes, aquellos cuyas decisiones afectan a nuestro día a día. Pero para influir hay que estar.

Pensando en las sagas se creó el Instituto de la Empresa Familia r (IEF). De nuevo, olvídense de la frutería de barrio heredada, ya que se trata de una entidad que agrupa a más de un centenar de empresas con una facturación media de 1.500 millones de euros y que, según sus propios datos, suman más del 17% del PIB español. El presidente es uno de los protagonistas de este capítulo, José Manuel Entrecanales . En la junta directiva también encontramos a otros viejos conocidos, como [Juan] Roig (Mercadona) o [Isak] Andic (Mango).

El IEF es miembro, a su vez, de una de las organizaciones empresariales más importantes del país, el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC). […] Se les pudo ver en 2013 y 2014, por ejemplo, paseando por los jardines de la residencia oficial con Mariano Rajoy. […] En la lista de nombres del CEC encontramos a los habituales que se van a repetir en cada una de estas asociaciones con derecho de acceso y en cada uno de estos viajes oficiales.

Los invitados a la partida: Rafael del Pino (Ferrovial), Isid oro Álvarez (El Corte Inglés), Ignacio Galán (Iberdrola), Isidre Fainé (Caixabank), Francisco González (BBVA), César Alierta (Telefónica), Florentino Pérez ( ACS y el Real Madrid, que debería contar por volumen de negocio), Antonio Brufau (Repsol), Emilio Botín (Santander), Ignacio Osborne (Osborne) y, directamente llegados del IEF, Lara, Andic y Roig. […] el núcleo duro es ese.

El mismo que se repite en los mejores palcos de fútbol del país o en los viajes oficiales, a modo de excursiones de pequeños empresarios guiados por el monarca o los ministros. Véase Brasil 2012 ( Botín, Monzón, Galán, Alierta, Brufau ), Moscú 2012 ( Villar Mir ) o Emiratos Árabes/Kuwait 2 014 ( Florentino Pérez, Esther Alcocer Koplowitz ). Es importante estar allí, porque de esas aventuras pueden salir contratos millonarios, como el del AVE a La Meca.

Si el objetivo es pillar sitio cerca de la realeza, tenemos dos opciones: hacer presidente de honor de nuestra asociación/fundación/chiringuito al rey en la reserva Juan Carlos I (lo es en una veintena de entidades) o formar parte del patronato de una de las dos fundaciones vinculadas a Felipe VI en su etapa como heredero.

SANGRE AZUL PARA PONERSE EL SOMBRERO

Quién acompaña al rey en sus cacerías es importante si, como en este caso, se trata de una persona [ Corinna zu Sayn – Wittgenstein ] que dice hacer negocios para España y que, hasta ese momento, era una desconocida para los españoles a quien es decía representar. Esta afición compartida a la caza puede parecer anecdótica, pero no lo es.

En un país en el que el lobby profesional es casi residual, quienes lo ejercen deben lidiar con la agenda de contactos de expolíticos recolocados y esos señor es de copa y puro que se reúnen directamente con los altos cargos en cacerías, reuniones de las que no se informa en la agenda pública y viajes de expansión internacional.

Y es que estamos hablando de una partida a la que solo se invita a unos pocos y en l a que el presidente del Gobierno respondió a una pregunta en el Senado sobre su reunión secreta con Artur Mas con el siguiente argumento: «Si alguien quiere tener una reunión secreta conmigo, la tengo». Pues eso.

Las reglas de ese club que es la nobleza (¿privado?, ¿público?) se resisten a desaparecer y toman forma de protocolos que permiten, por ejemplo, que aquellos que posean títulos nobiliarios tengan acceso directo al rey y sean invitados a los actos más importantes de la Corona. Y, recordemos, estar es importante.

PAGA EL ESTADO

Más allá de estas subvenciones a sectores concretos [ medios de comunicación, automoción …], existen aquellas destinadas a pagar la factura de la fiesta de la democracia o, lo que es lo mismo, a mantener una parte de los gastos de los actores clave del sistema, como son los partidos políticos […] o los sindicatos .

Estas subvenciones [a los p artidos políticos] se basan en dos baremos: el número de diputados en el Congreso (un tercio de la valoración) y el número de votos recibidos en las últimas elecciones generales (los otros dos tercios).

Con esta aritmética, el resultado final queda así: má s de 25 millones para el PP y más de 16 para el PSOE . O, lo que es lo mismo, juntos suman más de 41 millones de los 52,8 a repartir. Es lo que tiene el bipartidismo de facto. En 2014 y 2015, estas ayudas se congelaron (52,7 millones en los presupuestos).

¿A cuánto cotiza el escaño y el voto? En las elecciones europeas de 2014, exactamente a 32.508,74 euros por escaño y 1,08 euros por voto. El partido gasta durante la campaña sin saber cuánto va a recibir, porque el reparto del dinero viene marcado por los resultados electorales.

Las campañas electorales son responsables de buena parte del endeudamiento de estas formaciones, que en 2011 era de más de 275 millones de euros, según el Tribunal de Cuentas, que en varias ocasiones ha intentado poner luz sobre las condonaciones de deuda de las entidades bancarias a los partidos políticos.

Sin éxito. […] Los casos más importantes de corrupción polí tica (léase CiU en el caso Treball, PP con los papeles de Bárcenas, PSOE con FILESA…) están vinculados justo a eso, a la financiación irregular de los partidos .

Los partidos no están obligados a publicar, por ejemplo, la lista de donaciones , ni siquiera las más importantes, que quedan en un asunto privado entre el Tribunal de Cuentas y las formaciones políticas.

Mientras sigamos sin saber quiénes son los autores de los grandes regalos (como sí ocurre en otros países como Estados Unidos), va a ser imposible vigilar si se trata de un pago de favores o de una altruista colaboración a la causa.

La norma tampoco obliga a publicar las condonaciones de deuda que los bancos, siempre generosos, conceden a las formaciones políticas. Las subvenciones vinculadas al fomento de la cultura , como estas, son muchas veces las más comentadas pese a que sus cifras no alcanzan, en la mayoría de los casos, las magnitudes de los números dictados hasta ahora en este capítulo.

Y fueron uno de los campos prioritarios en los que ar ar gasto público. Si queremos analizar los recortes con más peso toca escarbar en los presupuestos de las comunidades autónomas, que son quienes tienen transferidas las competencias en sanidad y educación .

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído