El exeurodiputado Francisco Sosa Wagner asiste al mitin de Oviedo

Desertores de UPyD, incluidos los que dieron el gobierno de Asturias al PSOE, arropan a Albert Rivera

"Es momento para valientes y estadistas, para proponer y acordar"

Desertores de UPyD, incluidos los que dieron el gobierno de Asturias al PSOE, arropan a Albert Rivera
Albert Rivera con Francisco Sosa Wagner. CS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera,recordó este 13 d emayo de 2015 que se han terminado los escenarios políticos en España en los que existen mayorías absolutas de un solo partido. Por eso ha querido poner en valor la capacidad de diálogo en política.

«Quien gobierne en España tendrá que ser humilde y generoso».

En un mitin en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, ante unas mil personas, Rivera ha dicho que la «nueva política» es la que pregunta «para qué» son los pactos y no con quién son los mismos.

Se ha mostrado convencido de que se van a acabar los sectarismos y los bandos y que tras las elecciones del 24 de mayo se abrirá una etapa «muy difícil para intolerantes».

Durante su discurso, Albert Rivera ha querido agradecer la presencia en el acto en Oviedo del exeurodiputado de UPyD, Francisco Sosa Wagner.

De hecho la presencia en Asturias de Rivera era muy esperada, tras la escisión que se produjo en UPyD que terminó con su primer candidato electoral, Ignacio Prendes, en la candidatura de Ciudadanos en el número 2. También Prendes arropó al líder de Ciudadanos.

Esta circunstancia no la ha querido dejar pasar el presidente de Ciudadanos y ha aplaudido a los suyos por ser capaces precisamente de poner por delante lo que les une antes de lo que les separa, sin pensar «en sillas ni cargos».

Eso, para Rivera, es «justo lo que necesita España». En esa línea, ha insistido, el tiempo político será «de llegar a acuerdos» y en el que los protagonistas tendrán que ser «gente responsable y sensata».

RIVALES «DESCONCERTADOS»

Esa capacidad de dialogar de Ciudadanos, según Rivera, es lo que tiene «desconcertados» a sus rivales, que siguen pensando con esquemas del pasado. La clave, ha explicado, es entender que quien no piensa como uno también puede tener buenas ideas.

«La ilusión y la esperanza mueve montañas, este país no necesita rabia, odio y enfrentamiento».

Era una clara alusión a Podemos y añadió que en su partido no van a negociar buscando «carguitos» o «puestines».

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído