Si son coherentes con sus planteamientos no deben alcanzar pactos con el PSOE

La decisión de Podemos

La decisión de Podemos
Pablo Iglesias en un mitin de Podemos. PD

Ya hemos hablado de la incapacidad e ineficiencia del PP para realizar pactos y de la obsesión del PSOE por gobernar a toda costa y a cualquier precio.
En el caso de Podemos como es nuevo en esta plaza no sabemos cómo va a actuar.

Sí nos consta, porque lo han dicho reiteradas veces, que es un partido de gobierno, que lo que quieren es el gobierno, y en concreto el gobierno de España, y lo quieren claramente liderado por ellos y si es posible formado solo por ellos. Así que, si son coherentes con sus planteamientos, es difícil creer que acepten pactos.

Aunque el tipo de elecciones celebradas no son su prioridad, ir de segundón o apoyando desde fuera de una forma u otra a gobiernos de otros partidos, se contradecirán con lo que dicen y con lo que quieren.

Es cierto que si entran en la formación de estos gobiernos municipales y autonómicos pudieran tener algunos triunfos como las importantísimas alcaldías de Madrid y Barcelona. Pero si firma estos pactos, su imagen de partido alternativo de poder y de ser los referentes de la izquierda quedaría, cuando menos, tocada y desdibujada.

En buena lid, si son coherentes con sus planteamientos Podemos debería hacer lo que hizo Anguita en el año 87, no servir como plataforma de apoyo de los socialistas. Para ejecutar esta operación de esta manera o por lo menos dejar aplazados los compromisos para después de las generales, tiene dos problemas; uno, que algunas de las candidaturas no son estrictamente de Podemos, sino que están formadas por otros partidos y aliados, todos ellos con muchas ganas de tocar poder y donde lo más importante para ellos es esta elección en concreto; dos, que es un partido nuevo, donde sus electos no están acostumbrados a una disciplina interna potente y si tienen la oportunidad de tocar poder, le será difícil a la estructura de Podemos convencerles, en los distintos municipios o comunidades, de la imposibilidad de sellar pactos para gobernar o participar en alguna medida de los gobiernos.

En este sentido, hay que tener en cuenta la actitud que ha tenido contra muchos de los pronósticos en Andalucía votando en contra de la investidura de Susana Díaz por tres veces.
En definitiva, que los pactos entre PSOE y Podemos no están claros, y mucho menos el grado de profundidad de los mismos.

Carlos Malo de Molina
Presidente de CONSULTORES INTERNACIONALES DE MARKETING POLITICO y de SIGMA DOS INTERNACIONAL

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído