A la podemita Manuela Carmena se le ve la 'patita'

Los concejales que controlaran la Policía y el Urbanismo en Madrid serán de Podemos

La primera teniente de alcalde con Carmena será Marta Higueras, exdirectora de Justicia del Gobierno vasco de Patxi López

En el consistorio madrileño la votación de los ediles es secreta, a diferencia del parlamento regional, donde el voto es público

La candidata de Ahora Madrid a la alcaldía, Manuela Carmena, formará un gobierno de siete concejalías (una más que en la actualidad).

Al frente colocará a su núcleo de confianza y a profesionales vinculados con Podemos (controlarán las áreas de Urbanismo, de Seguridad y de Participación Ciudadana), IU (Hacienda), Equo (Medio Ambiente) y movimientos sociales (coordinación territorial).

Carmena, que será previsiblemente investida el sábado, contará con Marta Higueras, exdirectora de Justicia del Gobierno vasco del socialista Patxi López, como su mano derecha y primera teniente de alcalde.

Higueras podría encabezar, además, la concejalía clave, que agrupará las actuales competencias sociales más vivienda y empleo (La ‘podemita’ Manuela Carmena dice que el pacto con el PSOE para hacerla alcaldesa de Madrid está «al 99%»).

LA SOMBRA DEL TAMAYAZO

En 2003 Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez pasaron a la historia de Madrid -y a la nacional- por protagonizar uno de los episodios más singulares de la política de los últimos tiempos.

Con su ausencia en la sesión de investidura de la Asamblea de Madrid evitaron que fuera designado presidente Rafael Simancas. Los dos socialistas impidieron en la Comunidad un Gobierno de izquierdas.

Y escribe, con bastante Tino T. Díaz y M. N. Mira en ‘ABC‘ este 10 de junio de 2015 que, tras el 24-M la incógnita se traslada al Ayuntamiento, donde una sola ausencia de los miembros del PSOE daría la Alcaldía a Esperanza Aguirre.

Pero en esta ocasión porque en los ayuntamientos la normativa es diferente y ganaría, en segunda votación y automáticamente si no hay coalición, la lista que más votos ha recibido en las urnas («Carmena, encima de darnos miedo con planes insensatos que hundirán Madrid, nos insulta con falsedades»).

Lo curioso es que, de producirse, podría no trascender el nombre de aquellos que, con su abstención, su voto en blanco o nulo, den la Alcaldía a la líder popular, quitándosela a Manuela Carmena si esta hubiera acordado un pacto con los socialistas de Carmona. Es el artículo 71.3 del Reglamento del Pleno del Ayuntamiento de Madrid -de 2004- el que establece la votación secreta como método para la elección del alcalde.

El chsite que corre por las redes sociales es que todas las papeletas para aguar la fiesta a Podemos las tiene el socialista Antonio Miguel Carmona, a quien Pablo Iglesias caificó en público de ‘tonto y subnormal’ («Es tonto y subnormal»).

El líder municipal socialista ya ha avanzado que no hay ningún acuerdo cerrado con Ahora Madrid, y que la estructura municipal aún está por discutir, aunque él aspira que un organigrama más complejo y cuya eficiencia repercuta en beneficie al conjunto de los madrileños.

Así, el próximo sábado el voto de los 57 concejales será secreto. Cada uno recibirá cuatro papeletas con el nombre de los cabeza de lista de los partidos que han obtenido representación (PP, 21; Ahora Madrid, 20; PSOE, 9 y Ciudadanos,7).

Deberán meter en un sobre y luego en una urna la papeleta impresa de la formación que apoyan. De la decisión de los socialistas dependerá el resultado: que gobierne el PP o Ahora Madrid.

Voto «por llamamiento» en la Asamblea

Mientras, en la Asamblea de Madrid, el artículo 125 de su Reglamento establece que «las votaciones de investidura, moción de censura y cuestión de confianza serán en todo caso públicas por llamamiento».

En este tipo de votación, un Secretario nombra a los diputados y estos responden «sí», «no» o «abstención».

De ahí que los diputados regionales prefirieran en 2003 ausentarse de la votación que acudir y votar en contra de su partido.

Cada ayuntamiento puede regirse por su propio reglamento, ya que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) no lo impide ni establece un mecanismo único para su constitución. En el artículo 195 establece que la Mesa «declarará constituida la Corporación si concurren la mayoría absoluta de los Concejales electos.

En caso contrario, se celebrará sesión dos días después, quedando constituida la Corporación cualquiera que fuere el número de concejales presentes». Sin decir nada de cómo debe ser la votación.

Ante este panorama y a pesar de que Manuela Carmena ya ha afirmado que tiene cerrado un acuerdo con el PSOE para dirigir el ayuntamiento de la capital española, puede producirse aún alguna sorpresa.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído