La alcaldesa tiene dos chalets en un lujoso barrio de Madrid y fincas en Segovia

El fastuoso y ubérrimo patrimonio de la podemita Manuela Carmena

Tirando muy a la baja, sus propiedades inmobiliarias en la capital valdrían unos 1,2 millones

El fastuoso y ubérrimo patrimonio de la podemita Manuela Carmena
Eduardo Leira, el marido de Manuela Carmena, es arquitecto. LR

«Lo más importante es la vivienda».

Esa ha sido una de las frases más repetidas por la nueva alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, tanto durante la campaña electoral como tras su investidura.

La líder de Ahora Madrid, que ha puesto en el punto de mira a los fondos de inversión que compraron vivienda social y que ha convertido la paralización de los desahucios, en la principal bandera de su política, goza de un patrimonio inmobiliario más que holgado.

Mucha foto en el Metro, para saltar después a escondidas al coche oficial o el taxi, pero la realidad es innegable, como explican en ‘El Economista‘ los periodistas Javier Romera y Araceli Muñoz

Según los datos que figuran en el Registro de la Propiedad, Manuela Carmena es propietaria del cien por cien de una vivienda unifamiliar en el Parque Conde de Orgaz, uno de los barrios más lujosos de Madrid, al noreste de la ciudad y junto a la calle Arturo Soria; y posee el 33,3% de otra similar, que se encuentra justo al lado y que comparte con la abogada y política Cristina Almeida (Los podemitas mantendrán 178 coches oficiales en el Ayuntamiento de Madrid).

Todo ello, además de dos fincas en la localidad segoviana de El Espinar. Una de 2.835 metros cuadrados y otra de otros 993 metros, que cuenta además con una edificación. Son propiedades que, de acuerdo con las estimaciones de expertos y agentes inmobiliarios, podrían alcanzar como poco un valor conjunto de 1,2 millones de euros.

PATRIMONIO INMOBILIARIO

La vivienda que usa Carmena, de características muy similares a la que comparte con Almeida, tiene una superficie construida de 141 metros cuadrados, además de un terreno de otros 117 metros que ocupa un jardín.

La casa consta de tres pisos (un semisótano, una planta baja y una primera de 47 metros cuadrados cada una) y no consta carga hipotecaria alguna. Sí que aparece, en cambio, una hipoteca a favor de Caja Madrid (la actual Bankia) de 84.141 euros, constituida en marzo de 1992 («Dentro de unos meses, la señora Carmena será para los radicales de ultraizquierda una ‘facha'»).

En el Registro de la Propiedad no figura, sin embargo, ninguna propiedad a nombre del marido de Carmena, el arquitecto Eduardo Leira, que fue el director del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) en 1985, con el socialista Juan Barranco en la Alcaldía.

Leira se ha enfrentado en los últimos años a varios procesos de embargo, ejecutándose algunos de ellos, y extrabajadores de su empresa, el estudio de arquitectura I 3 Consultores, que está en concurso de acreedores, han denunciado que el matrimonio podría haber cometido un presunto delito de alzamiento de bienes («Carmena y su marido se han comportado como los burgueses insolidarios»).

Siendo aún aspirante a la Alcaldía por Ahora Madrid, Carmena anunció, sin embargo, que se había querellado contra estos antiguos empleados de su marido que la acusaron de alzamiento de bienes y lamentó la utilización de «mentiras burdas» para desacreditarla en un caso ya archivado.

EL MARIDO NEGOCIANTE Y LA QUERELLA

En concreto, la alcaldesa de Madrid presentó la querella, que firma junto a su marido, después de que tres antiguos trabajadores del estudio de arquitectura de su marido asegurasen a un medio digital que estuvieron contratados como «falsos autónomos», que no cobraron durante un año y, cuando los tribunales les dieron la razón, el responsable del estudio traspasó todos sus bienes a la política y se declaró insolvente («Es como Tania, que no sabía quién era su hermano»).

Manuela Carmena insistió ya entonces en que hay una sentencia que respalda la actuación de su marido y afirmó saber que para gobernar hay que ser «dura y valiente».

Frente a estas declaraciones, el abogado Emilio Rodríguez Menéndez ha presentado varias querellas, entre otras cosas también por alzamiento de bienes, contra la alcadesa.

La primera de ellas ha sido ya archivada, aunque el letrado ha recurrido.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído