La presidenta madrileña despeja dudas y moscones en el Foro ABC-Deloitte

Cristina Cifuentes da la vuelta a la tortilla Púnica con una jugada maestra

La popular da la cara en plena tormenta mediática para dejar varias instantáneas de lo más simbólicas para sus enemigos políticos que no parecen nada casuales

Cristina Cifuentes da la vuelta a la tortilla Púnica con una jugada maestra
Cristina Cifuentes. PD

Tilda de "impresentable" que una persona "de servicio público intachable" se vea manchada por las acusaciones de un presunto delincuente

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría; la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal; la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre; la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el titular de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, arroparon este martes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en el Foro ABC-Deloitte, con la Operación Púnica como telón de fondo en los titulares de los medios.

Si simbólica fue la nutrida presencia de pesos pesados del partido arropando a Cifuente, no menos simbólico fue el gesto de la presidenta de Madrid, que entró en el salón del Casino de Madrid en el que se celebró el acto junto a su consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, al que uno de los cabecillas de la Púnica, el empresario David Marjaliza, ha vinculado con la trama.

Cabe recordar que tras conocer las informaciones, la presidenta respaldó a González Taboada y tildó de «impresentable» que una persona «de servicio público intachable» se vea manchada por las acusaciones de un presunto delincuente.

Nada más conocer lo sucedido, González Taboada anunció que presentaría una denuncia por «injurias y calumnias» ante la Fiscalía por vincularle con la trama Púnica, algo que también prevé hacer el exalcalde de Alcalá de Henares, Bartolomé González, otro de los nombres citados por Marjaliza.

Y precisamente eso es lo que va a hacer la Comunidad de Madrid. Cifuentes ha decidido darle la vuelta a la tortilla de los que intentan salpicarle con la Púnica y la Comunidad se va a personar como acusación particular en la causa que investiga la Operación, según avanzó la propia presidenta («El caso Púnica ya está convertido en el único punto de la agenda de actualidad gracias a las televisiones de ese duopolio tan amigo»).

Cifuentes explicó que se personarán en la causa «por razones de transparencia y para defender de una mejor manera los intereses de los propios madrileños y de la Administración regional». Y es que señaló que «según se desprende de los datos conocidos hasta ahora, de los presuntos delitos que se han cometido podría derivarse un perjuicio patrimonial para la Comunidad de Madrid».

En su intervención en el Casino de Madrid, afirmó que va a ser «implacable con cualquier forma de corrupción». «Aunque pertenezca al pasado. Aunque el mío sea un Gobierno nuevo y tenga muy claro qué se puede hacer y qué es inadmisible tolerar», apostilló.

En este punto, reclamó que la Justicia «sea rápida, eficaz» y «precisa en sus investigaciones». Por eso, abogó por que «ponga luz donde hay sospecha para que la sospecha se confirme o para que desaparezca».

Además, avanzó que si cualquier representante público del PP resultara imputado en el curso de una investigación judicial, será «contundente».

Por otra parte, defendió que la transparencia de la Administración y la prevención de la corrupción son ejes «fundamentales» de su Gobierno. «No queremos privilegios ni zonas de sombra. Pedimos las mismas reglas del juego que rigen para todos los ciudadanos», indicó para señalar que por eso, abogan por eliminar el aforamiento.

«Y a partir de ahí, que la Justicia actúe si es que hay aspectos que aclarar en el pasado. Mi Gobierno no tiene nada que esconder. La prueba es que hemos acordado una auditoría externa en el acuerdo de investidura, que se va a iniciar en las próximas semanas».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído