PSM: TEMPESTAD EN ENTRE LOS SOCIALISTAS DE MADRID

Carmona va a la guerra contra Pedro Sánchez, con un puñal podemita clavado en la espalda

El conflicto abierto entre el oficialismo de Ferraz y el candidato municipal madrileño no sólo ha puesto al PSOE en ebullición sino que ha hecho tragar saliva al equipo de Carmena a pesar de irresponsables de sus propias filas

Cuando un candidato obtiene el peor resultado de la historia de su partido, lo normal es que se vaya. Lo de Carmona es de manual

El secretario de Organización del PSOE-M, Enrique Rico, ha avanzado que la edil Purificación Causapié será la nueva portavoz municipal del PSOE en el Ayuntamiento en sustitución de Antonio Miguel Carmona.

En rueda de prensa en la sede de Callao, Rico ha apuntado que es una decisión política «mirando» a los ciudadanos de Madrid y en la línea de proceso de «renovación» del partido, recalcando que los nueve concejales del PSOE seguirán respaldando el gobierno de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Purificación Causapié será la portavoz socialista en Ayuntamiento de Madrid tras la defenestración de Carmona).

Frente a las palabras que ha esgrimido el hasta ahora portavoz municipal, que achacaba esta decisión a una cuestión estrictamente «interna», Rico ha asegurado que «no es una decisión de carácter personal» sino que es «política» porque Madrid es «capital».

Además, ha explicado que esta decisión se transmite ahora al grupo municipal (El PSOE madrileño arde con la negativa de Carmona a aceptar un sillón y quitarse de enmedio).

El secretario de Organización de la federación socialista madrileña ha indicado que la nueva dirección ha acordado este relevo «pensando en lo mejor para los ciudadanos» y también en el partido, destacando que a partir de ahora se realizará una «oposición constructiva» en el Consistorio y que supone seguir apoyando un «gobierno de izquierdas» en el Consistorio.

Preguntado si no estaban satisfechos con la oposición que estaba desplegando Carmona, Rico ha insistido en que es una cuestión política al entender que Casuapié, que fue precisamente número dos en la lista electoral del hasta ahora portavoz, es la «persona adecuada» para hacer las «propuestas».

El secretario de Organización del PSOE-M ha insistido en que el PSOE quiere que la formación esté al «servicio de los ciudadanos» y entiende que este relevo se enmarca en ese planteamiento, sin olvidar el resultado electoral.

«Esperamos el respeto y colaboración de todos, ha dicho Rico aludiendo a que esta decisión ha sido consensuada por la dirección del partido.

Carmona se prepara para la batalla

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE, Antonio Miguel Carmona, ha asegurado que la decisión de tratar de apartarle del Grupo se debe a que existe «mucho miedo» a que pudiera presentarse a la Secretaría General del PSOE-M y ha lanzado, con motivo del congreso regional ordinario del partido, un «nos veremos».

«Aquí lo que hay es mucho miedo, mucho pánico a que me presentara a ser secretario general del PSM», ha apuntado Carmona en referencia al intento de apartarlo como portavoz municipal. Ha recalcado que va a encargarse «con sudor y sangre» a cambiar la dirección del partido.

Carmona ha añadido que, por razones internas, han intentado desplazarle del Ayuntamiento, como otros muchos, y que «si no da un golpe en la mesa» unos determinados dirigentes van a «hacerse con la organización».

«Nos veremos dentro de siete meses», ha dicho Carmona en referencia a la posibilidad de presentarse como secretario general del PSOE-M o de apoyar a otra persona que cambie el rumbo actual de la dirección.

Ha indicado también que no se arrepiente de ser amigo del exsecretario general Tomás Gómez ni del diputado regional Juan Segovia, que compitió con Sara Hernández al frente de la Secretaría General, y que va a luchar «con sudor y sangre» por evitar la deriva actual de la formación.

El futuro de Carmena y el senador pirómano

La cuestión, además, implica otro asunto: ver qué actitud toma el PSOE respecto a la gobernabilidad del Ayuntamiento de Madrid, donde la alcaldesa, Manuela Carmena, está supeditada al apoyo del grupo socialista.

Mientras que la delicada cuestión del relevo de Carmona -que en este tiempo ha sido el interlocutor directo de la alcaldesa- se vive con prudencia en el Consistorio, otros no han hecho gala de delicadeza como ha sido el caso del senador podemita Ramón Espinar.

«Cuando un candidato obtiene el peor resultado de la historia de su partido, lo normal es que se vaya. Lo de Carmona es de manual«, ha tuiteado, olvidando que el dirigente socialista madrileño ha sido clave en garantizar que la coalición en la que se integra Podemos en el Consistorio haya accedido al Gobierno municipal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído