LAS CIFRAS BAILAN

García-Page ocultó la mitad de su patrimonio al Senado durante tres años y medio

Según su equipo se debió a un "error" de 183.000 euros al redactar la declaración de bienes y rentas que registró en la Cámara Baja en noviembre de 2011 y del que se han dado cuenta ahora

García-Page ocultó la mitad de su patrimonio al Senado durante tres años y medio
Emiliano García-Page. CLM

Emiliano García-Page ocultó al Senado casi 183.000 euros de sus cuentas corrientes y de ahorro durante los tres años y medio que tuvo escaño en la Cámara Alta. Concretamente un plan de pensiones de 90.000 euros en el banco ING y otros 92.889,70 euros de la venta de un terreno en Toledo en 2009.

Según su equipo lo hizo sin maldad, sino por un «error» del que ni él ni nadie de su equipo se percataron durante ese tiempo y que se ha procedido a subsanar ahora, tras renunciar para convertirse en presidente de Castilla-La Mancha. Un olvido que se produjo en plena precampaña de las elecciones generales de 2011, que es cuando García-Page adquirió su condición de senador por designación de las Cortes castellano-manchegas.

Ésa, la del «error», es al menos la explicación que dan desde su gabinete de prensa a El Semanal Digital después de que este periódico detectara un incremento de 185.200,87 euros en sus cuentas de ahorro y corrientes en esos tres años y medio, de los 152.713,70 euros que declaró en noviembre de 2011 a los 337.914,57 euros de ahora.

Los senadores están obligados a registrar una declaración de sus bienes y rentas cuando toman posesión de su escaño y otra cuando cesan, para que quede constancia de si ha habido enriquecimiento y en qué cuantía.

Cumpliendo con lo estipulado, a mediados del mes pasado García-Page entregó una declaración en el registro del Senado (puede consultarla aquí) según la cual tenía 337.914,57 euros en sus cuentas. Concretamente es titular de tres en ING (cuenta naranja, cuenta nómina y un fondo de pensiones) y de una más en Caja Castilla-La Mancha.

Sucede que en la declaración que había presentado en noviembre de 2011 tras tomar posesión de su escaño esa cuantía ascendía a 152.713,70 euros, menos de la mitad. Y lo llamativo es que, sobre el papel, entre la primera declaración y la segunda no hay nada que justifique ese abultado crecimiento. Ni la venta de un piso, ni una herencia, ni nada que se le parezca. Sólo su sueldo de senador. Eso sí, ni tenía entonces ni tiene ahora hipotecas ni ninguna otra deuda.

Fuentes de su gabinete explican a este diario que no se trata de que haya duplicado su patrimonio en apenas tres años y medio, sino que en 2011 «la persona» que redactó la declaración de bienes y rentas de García-Page olvidó incluir el plan de pensiones y la venta del terreno en Toledo. En total, 182.889,70 euros.

Según las mismas fuentes no han detectado el error hasta ahora, cuando tocaba entregar al Senado una nueva declaración.

Atendiendo a esta explicación, el dinero que tiene García-Page ahorrado se ha mantenido invariable entre finales de 2011 y mediados de 2014. Lo cual no deja también de sorprender, puesto que el socialista ha percibido en este periodo en torno a 67.400 euros netos al año.

Son los correspondientes a su salario de senador, 54.045,32 euros brutos anuales (su sueldo neto mensual era de 2.818,07 euros en 14 pagas); la indemnización del Senado, libre de impuestos y de 25.513,32 euros al año (también en 14 pagas); 1.018,35 euros anuales en concepto de dietas por pertenencia a la Empresa Municipal de la Vivienda de Toledo; y otros 1.420,38 euros por los rendimientos de sus cuentas en ING y Caja-Castilla-La Mancha.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído