El líder del PP responde, de forma velada, a las críticas del expresidente por su inmovilismo ante Ciudadanos

Mariano Rajoy se harta de los enredos de Aznar: «El PP es el gran partido de las clases medias»

Sobre Mas: "No perderé ni un minuto de tiempo en tratar de dar satisfacción a quien tiene como único norte la deslealtad".

Mariano Rajoy se harta de los enredos de Aznar: "El PP es el gran partido de las clases medias"
Mariano Rajoy se ha puesto personalmente al frente de la campaña electoral del PP. D. Mudarra

No le nombró, pero tampoco hizo falta. A nadie escapó que el destinatario de las palabras de Rajoy tenía un nombre claro, José María Aznar.

El presidente del Gobierno aprovechó este 6 de octubre de 2015 su intervención en el Foro ABC-Deloitte para responder a las advertencias lanzadas en los últimos días por el presidente de Honor y que se resumen en un toque de atención claro ante la amenaza de que Ciudadanos acabe ‘robando’ el voto a los populares.

«El PP, al menos así lo pienso yo, es el gran partido de las clases medias españolas y no por casualidad», defendió Rajoy, un día después de que Aznar pusiera en duda el espacio político del PP. El jefe del Ejecutivo apostilló además que su formación «ha ganado claramente las elecciones de ámbito nacional que se han celebrado en esta legislatura: las europeas y las municipales».

«Con toda franqueza y, también con toda humildad, no veo en el panorama político nacional ninguna otra fuerza política capaz de llevar a buen término ese reto, con toda franqueza y con toda humildad».

Y por si quedasen dudas aún a Aznar, Rajoy aseguró ser «plenamente consciente de la importancia» de las generales del 20 de diciembre, una cita en la que, según ha dicho, los españoles tendrán que decidir entre «avanzar» o «retroceder».

«Soy plenamente consciente de la importancia de estas elecciones. Está en juego que esta recuperación incipiente se fortalezca y se consolide o que volvamos a la etapa de las ocurrencias y las frivolidades. Está en juego seguir avanzando o retroceder, crecer o volver a lo que dejamos atrás».

Añadió Rajoy que no ve en el panorama político «ninguna otra fuerza política capaz» de llevar a buen término ese reto.

«No daré satisfacción a la deslealtad» de Mas

Rajoy también ha tenido referencias para el desafío soberanista en Cataluña, sobre lo que ha reiterado que velará por el cumplimiento de la ley con «sentido de la proporción y de la prudencia». Además, ha dicho que trabajará por «recomponer la fractura que se ha abierto en el seno de la sociedad catalana» pero no dará «satisfacción» a quién tiene como «único norte la deslealtad y la desobediencia a las leyes».

El presidente del Gobierno ha afirmado que él siempre ha estado dispuesto al diálogo y siempre va a estarlo, pero ha dejado claro que ese diálogo no es para «romper la soberanía nacional ni para liquidar los derechos y la igualdad de los españoles». Dicho esto, una semana después de las elecciones catalanas, ha indicado que trabajará para «recomponer la fractura que se ha abierto en el seno de la sociedad catalana».

«Pero no perderé un minuto de mi tiempo en tratar de dar satisfacción a quien tiene como único norte la deslealtad y la desobediencia a las leyes que nos hemos dado entre todos. En definitiva, colaboración desde la lealtad, encontrarán en mí toda, exigencias e imposiciones desde la deslealtad, ninguna».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído