"Si no ganamos, iremos a la oposición, no vamos a ser ni vicepresidentes ni ministros"

Albert Rivera: «Con la intensidad con la que vivo la política, no me veo más de ocho años en La Moncloa»

"Los que llegan huyendo del hambre, si tienen algún trabajo, que vengan a trabajar"

Haciendo un decreto para decir que el salario mínimo es de 1.000 euros no conseguiremos que contraten a más gente

Volvieron a hacerle un masaje podemita a Pablo Iglesias los de LaSextaNoche, pero la novedad de este 7 de noviembre de 2015 ha sido que la estrella invitada no era uno de los coletudos, sino el mismísimo Albert Rivera.

El líder de Ciudadanos, que venia de presentar programa en Cádiz, fue el invitado de la  sección ‘La calle pregunta’, en la que pudo conversar con 16 ciudadanos anónimos.

  • «Mi objetivo vital no es ser presidente del Gobierno, es dejar un país mejor a nuestros hijos y ser felices. Si no conservamos la sonrisa, la vida no vale la pena».
  • «La patria para mí son los ciudadanos españoles y lo que me preocupa es que la gente vida mejor. Cada uno se puede sentir de donde quiera. Lo relevante es si tenemos un proyecto vital para los españoles».
  • «Poponemos que los autónomos no paguen la cuota si no llegan al mínimo interprofesional, que no salgan perdiendo el partido 3-0 antes de abrir su persiana».
  • «Yo no voy a criminalizar a las grandes empresas. Son buenas, mientras paguen impuestos, los mismos que las pequeñas […] Hay que premiar a las empresas que contraten a gente con discapacidad, porque todos tenemos alguna discapacidad y grandes capacidades». 
  • «Trabajo cada día para que no gane las elecciones Mariano Rajoy, porque no es la persona para encabezar una nueva era política en España. Y si no ganamos, iremos a la oposición, no vamos a ser ni vicepresidentes ni ministros».
  • «Ciudadanos es el único partido que cerró el años pasado con superávit. El éxito de Ciudadanos ha hecho que tengamos 780.000 euros más de ingresos. Hemos propuesto que todos los partidos nos sometamos a una auditoría externa».
  • «Haciendo un decreto para decir que el salario mínimo es de 1.000 euros no conseguiremos que contraten a más gente, al contrario, despedirán. Por eso haremos el impuesto negativo. No tenemos la varita mágica, pero se nos ocurre ayudar a la gente, por eso considero que es mejor propuesta el complemento salarial». 
  • «Yo haré que se pueda enterrar como se merece a las víctimas de las barbaridades que hemos cometido en la historia de España. Los españoles que quieran enterrar dignamente a sus antepasados, quiero que lo puedan hacer, no con un debate de salón, sino de derechos para esas personas».
  • «Con el rescate a los bancos nos vendieron una moto, se nos contó una cosa que fue mentira. Proponemos que los que se quedaron colgados con productos financieros puedan ser también rescatados con entre un 8 y un 10% del fondo general», expresa, reconociendo que «las barbaridades que han hecho nuestros políticos no se pueden solventar, y no puedo garantizar recuperar el 100%, porque hay que mentalizarnos de que hay cosas que hemos perdido».
  • «Propondremos una bajada del IVA general del 21% al 18%, sé que no es suficiente, y estaríamos encantados de prometer un IVA cultural del 10%, pero nuestros expertos nos dicen que debe ser del 18», explica.
  • «Yo fui padre y a los 10 días tuve que empezar a apoyar a mis compañeros en una campaña municipal. Pero pregunto, ¿por qué no se puede conciliar? Vamos a plantear eso y un cambio en los horarios de oficina».
  • «Es posible aritméticamente apoyar la investidura de PSOE o PP, pero a mí no me apetece. Tendremos que tener cintura y pactar cosas concretas».
  • «Los que llegan huyendo del hambre, si tienen algún trabajo, que vengan a trabajar. Apuesto por una regulación común europea a las personas que quieren venir en nuestras fronteras. Y creo que todos los residentes en España que tengan permiso de residencia tienen que tener sanidad universal y gratuita y quien esté de paso tendrá que tener una tarjeta sanitaria básica por Derechos Humanos».
  • «Proponemos que haya un máximo de dos mandatos, ocho años, para que un Ejecutivo lleve a cabo un proyecto. Ocho años es mucho tiempo y es sano que vaya cambiando el Gobierno. Humanamente reconozco que como vivo la política, no me veo más de ocho años al frente de La Moncloa, me comprometo a no estar más».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído