El Partido Popular se estabiliza en su estimación de voto pero no supera el 30%

Ciudadanos gana terreno y Podemos vuelve a caer justo a veinte días del 20-D

El dato más significativo de esta entrega de la encuesta de GAD3 para ABC es la caída de Podemos

Ciudadanos gana terreno y Podemos vuelve a caer justo a veinte días del 20-D
La encuesta de GAD3 para ABC (30-11-2015). GAD

De momento, el PSOE defiende de forma holgada la segunda posición

A punto de empezar la campaña electoral y a 20 días de la jornada de votación, el PP se mantiene como primera fuerza en España, pero solo con un 28,3 por ciento de estimación de voto.

Los populares permanecen estables, aún lejos de la barrera del 30 por ciento que los estrategas de Génova se han puesto como objetivo para lograr una mayoría que no sería absoluta, pero sí suficientemente clara para liderar sin discusión la formación de Gobierno.

En la última semana, el dato más significativo de esta entrega de la encuesta de GAD3 para ABC es la caída de Podemos, pese a su política de pactos, y la subida de Ciudadanos, partido en el que se observa una tendencia al alza en esta recta final.

De momento, y en contra d elo que vaticina la encuesta de ‘El Mundo’, el PSOE defiende de forma holgada la segunda posición (Ciudadanos, con 82-84 diputados, supera al PSOE, que se dará un batacazo histórico).

El jueves, a las 12 de la noche, empezará la cuenta atrás oficial hasta las elecciones del 20 de diciembre. Quince días de campaña que, según los expertos consultados (sociólogos y politólogos), serán decisivos para movilizar a ese 22 por ciento de ciudadanos que aún no saben qué hacer con su voto y que ahora tienen una mayor oferta para elegir.

En ellos se volcarán los cuatro principales partidos, situados todos en una horquilla que va del 28,3 por ciento (PP)al 14,9 por ciento (Podemos). En medio se sitúan el PSOE, con un 23,1 por ciento, y Ciudadanos, con un 17,4 por ciento. Son porcentajes muy ajustados, que podrían traducirse en un mayor reparto de los escaños en las pequeñas provincias (donde solo se eligen dos, tres o cuatro diputados).

Allí podría entrar Ciudadanos por un margen muy pequeño de votos y obtener de golpe un buen puñado de los últimos diputados en juego. Cada voto tendrá un peso especial en estas elecciones sobre todo en esas circunscripciones pequeñas.

Campaña de proximidad

La foto fija en vísperas de la campaña electoral muestra a un PPque se mantiene en la primera posición de forma indiscutible, pero que no consigue despegar, a pesar de la campaña de proximidad y sobreexposición mediática que está llevando a cabo Rajoy. Pierde dos décimas respecto a la semana anterior, y se quedaría con 125 diputados, frente a los 129 del lunes pasado.

Los populares siguen echando cuentas, calculadora en mano, y lo siguiente que hacen es mirar el dato de Ciudadanos, su socio potencial después del 20-D. El partido de Albert Rivera es el que más sube en los últimos siete días: un punto, hasta el 17,4 por ciento, que significarían 59 diputados (52 hace una semana).

De momento, en Génova siguen saliendo sus números, con la dosis de optimismo correspondiente: 184 diputados con el apoyo de Ciudadanos para poder investir a su candidato. En esta hipótesis se prevé, claro está, que el partido naranja acabe sellando un pacto parecido al de la Comunidad de Madrid, pese a todas las reticencias previas, que Rivera no oculta.

Los números son peores para el PSOE, que se jugará buena parte de sus expectativas en los debates electorales. De ahí que Pedro Sánchez no falte ni a uno, pues sus oportunidades empiezan a estar contadas ya con los dedos de una mano.

El PSOE sube tres décimas en una semana (23,1 por ciento), pero pierde dos escaños, hasta quedarse con 91. Un pacto con Podemos (41 diputados)no le serviría de nada, y solo un acuerdo tripartito, con Ciudadanos incluido, le daría opciones, imaginarias, de llegar al poder, aunque pierda en las urnas.

Retroceso de Podemos

La formación de Pablo Iglesias es la que más cae en la última semana: siete décimas, y vuelve a quedarse por debajo de la barrera psicológica del 15 por ciento. Podemos no levanta cabeza y también echará el resto en los debates de la campaña.

En estos últimos días previos a la teórica pegada de carteles se observa también un estancamiento de los nacionalistas, tanto catalanes como vascos, algo que puede atribuirse en parte a que Podemos ha sabido captar algunos de sus votantes.

Así, ERC y la antigua CDC sumarían 18 (hasta ahora tenían 19 diputados en el Congreso), mientras que el PNVy Bildu obtendrían cinco cada uno (esta legislatura Amaiur tuvo siete). Por su parte, Unió Democrática de Cataluña podría conseguir un escaño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído