El jefe del Gobierno asegura no se arrepiente de no haber participado en el debate

Rajoy, Rivera e Iglesias coinciden en ver a Sánchez fuera de la carrera por la Presidencia

Rajoy, Rivera e Iglesias coinciden en ver a Sánchez fuera de la carrera por la Presidencia
Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera. EP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el candidato de Podemos a la Presidencia, Pablo Iglesias, coincidieron ayer en que el debate a cuatro de la noche del lunes ha dejado al socialista Pedro Sánchez fuera de la carrera electoral.

En Sevilla, la capital de Andalucía donde gobierna Susana Díaz, la alternativa interna al candidato socialista, Rajoy atacó durante al todavía partido mayoritario de la oposición, porque «sus recetas» no son creíbles tras el lío que organizaron en España, y sin citar directamente a Pedro Sánchez, invitó al PSOE a «estar una etapa tranquilos, organizándose bien, y ver cómo pueden plantear las cosas mejor en el futuro».

El jefe del Gobierno, que aseguró no se arrepiente de no haber participado en el debate, porque «lo importante» es el cara a a cara del próximo lunes con Pedro Sánchez, sí señaló que «estuvo muy bien y, como todos ustedes saben lo ganó Soraya Sáenz de Santamaría».

«Esto ya estaba decidido desde el principio, yo he hecho lo que he hecho siempre», insistió Rajoy, para apuntar que «los grandes debates que se han celebrado en España siempre eran entre el presidente del Gobierno y el líder de la oposición». El PP tiene «equipo, mucha gente que pude defender al partido, mientras otros sólo tienen uno», apostilló el presidente del Gobierno.

También, el candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, convertía ayer al PSOE en el foco de sus ataques, indicando que, tras el debate a cuatro, Pedro Sánchez queda «fuera» de la carrera electoral, porque se constata que no ha logrado la renovación que pretendía en su partido, y matizaba que los ciudadanos no confían en los socialistas, porque «hay una diferencia entre sus propuestas de campaña y lo que hacen después cuando gobiernan».

Y en la misma línea que los anteriores, el candidato a la Presidencia del Gobierno por Ciudadanos (C’s), Albert Rivera, resaltaba «el fracaso de la operación salvar al soldado Sánchez, puesta en marcha por el bipartidismo», al tiempo que estaría «encantado» de mantener «un cara a cara» con Mariano Rajoy, «si se atreve y acepta».

«Lo lógico es que hicieran un cara a cara con los dos primeros partidos en las encuestas», afirmaba Rivera tras participar en un mitin en Cádiz, reiterando que «somos segundos en todas las encuestas y pisamos los talones al PP».

Mientras, el candidato descartado protagonizaba en La Coruña el mayor mitin de los que ha dado en la campaña, y con una vehemencia mayor de la que acostumbra llamaba a los socialistas a «sentíos orgullosos del PSOE , sacad la raza que tenéis dentro y vamos a ganar las elecciones».

En contra de lo que viene siendo habitual, Sánchez no dirigió sus mayores ataques al Partido Popular, sino que cargó contra Pablo Iglesias y Podemos, espetando que «no pueden darle lecciones al PSOE aquellos que dijeron que el cambio empieza en Grecia y que quieren el cambio que empezó y finalizó desgraciadamente en Grecia con una gran frustración para millones de griegos y de griegas».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído