La maniobra del marido de la alcaldesa de Madrid para no pagar a sus empleados

Admitida una querella contra Manuela Carmena por «fuga de capitales»

Una juez de Segovia ve indicios de delito y es ahora en los los juzgados de Plaza de Castilla donde se decidirá si sigue adelante con la denuncia

Admitida una querella contra Manuela Carmena por «fuga de capitales»
Manuela Carmena EFE

En la querella se acusa al matrimonio de por presuntos delitos contra la Seguridad Social o los Derechos de los Trabajadores

La juez de Instrucción y Primera Instancia número 6 de Segovia ha admitido a trámite una querella contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y su marido, el arquitecto Eduardo Leira. La magistrada ve indicios de delito por una presunta fuga de capitales entre el matrimonio.

En la querella se acusa a la pareja de insolvencia punible, un delito contra los derechos de los trabajadores y contra la Seguridad Social.

La juez segoviana se ha inhibido sobre los juzgados de Madrid. El Decanato de Plaza de Castilla debe decidir ahora qué magistrado se hace cargo del caso, y este determinará si acepta la querella o la archiva.

MANIOBRAS EN LA OSCURIDAD

La querella criminal presentada por Manos Limpias contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y su marido, Eduardo Leira, por presuntos delitos contra la Seguridad Social, contra los Derechos de los Trabajadores y por Insolvencia Punible a raíz del procedimiento para la declaración de insolvencia de una empresa de arquitectura de su esposo.

Entiende Manos Limpias que incluso podría haber alzamiento de bienes pues el marido de Carmena, accionista mayoritario y administrador único de esa empresa, «no tenía patrimonio con el que hacer frente a las deudas frente a los trabajadores» a raíz de la disolución «ya que él mismo había traspasado todo sus bienes unos meses antes a su mujer, Manuela Carmena».

El sindicado expone en su querella que de este proceso de disolución «cuanto menos el ánimo» por parte del señor Leira de «trabar y reducir en posibilidades el cobro de las indemnizaciones de los trabajadores que se había instado por medio judicial», al generar una «deuda cuya responsabilidad asumiera su esposa, como avalista, y así crear un crédito dentro del matrimonio que permitiera acreditar, sin levantar inmediatamente sospechas, el traslado de la propiedad de uno de los bienes inmuebles del patrimonio de él al de ella».

Manos Limpias además tilda de «ignominioso» el comportamiento de Carmena en este asunto, «más aún cuando la misma ha concurrido a unas elecciones locales presentándose como una defensora de los derechos de los trabajadores, cuando presuntamente ha podido colaborar con su marido para facilitar el vaciamiento patrimonial de este».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído