El candidato de Ciudadanos aboga ahora por un compromiso para abstenerse y que gobierne el más partido votado

Albert Rivera alerta a los votantes sobre el peligro que entraña Podemos para España

Albert Rivera comenzó su carrera electoral midiéndose con el PP y el PSOE y la ha terminado pidiendo a los dos grandes partidos que sean responsables para permitir mediante una abstención que gobierne el más votado, como asegura que lo hará Ciudadanos.

En un giro copernicano a su campaña, que se comenzaba a poner en práctica este mismo 18 de diciembre de 2015 por la mañana en Barcelona, el candidato centrista ha lanzado un mensaje que básicamente se resume en que, aunque a España no le ha ido bien los cuatros años de Mariano Rajoy, le podría ir peor si el PP es sustituido en el Gobierno por una alianza del PSOE y Podemos, que integraría lógicamente a toda la amalgama de pequeñas formaciones que concurren con Pablo Iglesias, incluida Bildu en Navarra, como ha repetido Rivera hasta la saciedad.

Como explica Mariano Alonso en ‘Libertaddigital’, se trata de un mensaje de última hora para desmentir la especie de que Rivera tramaría un tripartito con socialistas y podemitas, algo desmentido una y otra vez por el líder naranja después de que se pusiese falsamente en su boca en el tercer día de campaña, en la portada del periódico de un gran grupo de comunicación.

 «Nosotros nos abstendremos para que formen Gobierno PP o PSOE si ganan las elecciones, pero les pedimos que se mojen en el mismo sentido. Y para dejarlo claro: nosotros votaremos siempre en contra de un Gobierno que tenga en su hoja de ruta un referéndum independentista como el que propone Podemos».

El giro imprimido a la campaña las últimas veinticuatro horas ha sido una decisión personal de Rivera, consultada sólo con sus más próximos y tomada en los últimos días.

Lo prueba el vídeo realizado expresamente para el mitin de cierre, una sátira del cara a cara entre Rajoy y Sánchez que, evidentemente, correspondía a la estrategia anterior a la puesta en marcha este viernes.

El momento más emocionante del mitin ha sido el saludo al padre de Leopoldo López. Rivera ha roto el protocolo para abandonar el atril y recibir una bandera venezolana mientras el público aplaudía en pie al disidente encarcelado por el chavismo.

En sus últimas palabras, Rivera ha apelado a su lema de campaña, la ilusión, para «volver a levantar a este país, a este gran país que es España».

Te puede interesar

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído