EL ESPERPENTO CATALÁN NO TIENE LÍMITES

El Día de los Inocentes: los batasunos casi convierten en presidente a Mas

Pospone su decisión tras un empate entre el «sí» y el «no» a Mas

La irrupción de Podemos en el panorama político catalán ha sido letal para los antisistemas de la CUP y para el procès impulsado por los convergentes

Nueva humillación de los batasunos de la CUP a Artur Mas en el inagotable esperpento catalán.

El Consell Polític y el Grup d’Acció Parlamentària de la CUP tomarán el 2 de enero 2015 una «decisión política» sobre la investidura de Mas como presidente de la Generalitat, después de que se produjera un empate a 1.515 votos entre los militantes partidarios de hacerle presidente y los que lo rechazaban tras una infartante votación a plazos.

La formación anticapitalista está partida en dos entre los que priorizan la independencia y aquellos que optan por rechazar cualquier acuerdo que prolongue la vida política de Artur Mas. Un guión propio de los Santos Inocentes.

En el primer grupo está Poble Lliure, y su cara visible es Albert Botran, diputado de la formación y miembro de Òmnium Cultural, que aceptaría la oferta de Junts pel Sí para investir a Mas a cambio de un proyecto veraz hacia una República catalana.

Esta opción, también defendida por el portavoz de la CUP en el Parlament de Cataluña Antonio Baños, se quedó a las puertas por tan solo 30 votos en la primera votación. Baños, hombre de paja hoy en la formación antisistema, ha pasado del «no votaremos nunca una investidura de Mas. Y nunca es nunca. Nunca, nunca y nunca» a sucumbir a las presiones de la burguesía catalana del 3 por ciento.

Los principios de los antisistemas valen menos que las sandalias con las que David Fernández llamaba ‘gangster’ a Rodrigo Rato para luego abrazarse cariñosamente con Mas. ¿Si  Fernandez se abrazó a Mas por qué Baños le no le va a investir presidente?

Como buen leninista, Baños es consciente que «salvo el poder, todo es ilusión» y que tras jugar con la cabeza política de Mas durante meses los anticapitalistas no tendrán una oportunidad semejante para asaltar el poder dado que ir de nuevo a elecciones sería letal para un independentismo a la baja tras los resultados del 20-D.

El segundo bloque está liderado por Endavant, la organización más anticapitalista, que prioriza la «revolución» y se niega rotundamente a apoyar a Mas. Esta opción, liderada por la nekane Anna Gabriel, entiende que decirle sí a Mas es regalarle todo su capital político a Podemos y hundir el voto independentista por debajo del 40%.

LA AGONÍA DE MAS DURA YA TRES MESES

La irrupción de Podemos en el panorama político catalán ha sido letal para los antisistemas de la CUP y para el procès impulsado por los convergentes. El éxito de la franquicia podemita liderada por Ada Colau en las generales ha hecho que el discurso del ‘derecho a decidir’ fermente mejor en las barricas electorales de Colau que en las de Convergencia. 

Era a lo que jugaba Artur Mas: una bandera transversal como la del derecho a decidir le permitía rebañar el voto soberanista disperso. Pero la huida hacia adelante de Mas al creerse el Moisés del independentismo llevó a Convergencia a su autodestrucción. Mas ha sido el enterrador del partido que fundó el molt honorable Pujol y del que hoy no queda ni el nombre.

El futuro político de Mas es cada día más negro. Si se presenta por separado con CDC, no está nada claro que vaya a ganar los comicios después del cacharrazo que se pegó el 20-D.  Y con una ERC al alza, no se dan las condiciones para reflotar el invento de Junts pel Sí que sirvió para salvarle.

El próximo paso de Mas se lo ha anunciado como suele ser habitual La Vanguardia. No hay que olvidar que el fallido invento de Junts pel Sí fue una idea del diario de Godó cuando constataron que ERC y Convergencia separados se hundían ante el avance de Ciudadanos.

Al ver que el experimento fracasaba, los Juliana, Rahola y compañía se desmarcaron criticando la declaración unlateral de independencia en un movimiento desesperado por apuntalar al poder pujolista-ferrasoliano que se les caía encima como una lengua de escombros y corrupción. Ahora el diario del régimen convergente le aconseja que gane tiempo y vaya buscando un sucesor. Su funeral político está cada día más cerca.

@lbalcarce

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído