CARGA CONTRA LOS QUE REPITEN "ARGUMENTOS DE 13TV"

Pablo Iglesias prepara una emboscada a Sánchez evitando ahora hablar de referéndum en Cataluña

El líder de Podemos mete presión a Sánchez para que se siente a negociar desoyendo a los barones socialistas

En lugar de simular querer ahorrar en las pensiones de sus señorías, en los que debería ahorrar Iglesias es en populismo

Fue salir de su reunión con Rajoy y Pablo Iglesias comenzó a dar síntomas de padecer el síndrome de la Moncloa hablando como si él hubiese sido el ganador de las elecciones del 20-D.

El líder de Podemos se ha referido con notable desprecio a Pedro Sánchez acusando al PSOE de «hacer teatro» y que «si lo que piensan es cambiar de candidato que lo hagan de una vez pero que dejen de hablar de sí mismos».

Su chulería, también sobreactuada, forma parte de la estrategia que ha seguido Iglesias desde el 20-D: meter presión a Sánchez con mensajes humillantes, en los que le acusa de estar abducido por la caverna mediática de la derecha utilizando «los argumentos de 13TV».

La falta de reacción de Sánchez da alas a los podemitas para machacarle sin piedad sacando a relucir sus tics más chavistas.

«Pedro Sánchez tardó 20 minutos en decir a Rajoy que no apoyará su investidura, yo he tardado sólo dos», afirmó Iglesias. ¿Y el resto? Hablaron de política, de la UCD, de China, EEUU y hasta de alguna batallita gallega que contó Rajoy.

El líder de Podemos ha repetido hasta la saciedad que él no ha venido a «hablar de sillones» y no ha perdido oportunidad de hacer demagogia anunciando pomposamente que los diputados de Podemos renunciarán a los planes privados «sufragados por los ciudadanos».

Planes de pensiones que Iglesias debería saber que no existen desde 2012 cuando se decidió cancelar esa aportación mensual destinada a diputados y senadores. La medida, aprobada por las Mesas del Congreso y del Senado, permitó ahorrar ese año casi 2,5 millones de euros. En lugar de simular querer ahorrar en las pensiones de sus señorías, en los que debería ahorrar Iglesias  es en populismo.

Si tanto le preocupa a Iglesias la austeridad en el hemiciclo podría renunciar a la pretensión de tener cuatro grupos parlamentarios propios para dar cabida a sus franquicias autonómicas y con la que se embolsarán casi tres millones de euros en subvenciones, un millón de euros más que si fuera un solo grupo.

EVITA MENCIONAR EL REFERÉNDUM CATALÁN

Le han preguntado por activa y por pasiva si el referéndum catalán era una línea roja para negociar con el PSOE e Iglesias ha huido escudñandose en palabrería hueca y altisonante. «La defensa de la unidad del país se defiende con procedimientos democráticos…», «no vengo hablar de sillones», etc. Ha escondido la palabra referéndum para no dar argumentos a los barones socialistas que puedan perjudicar a Sánchez.

Podemos prepara así una emboscada al PSOE señalando a Sánchez como un cómplice de Rajoy y sus políticas de austeridad, de ser parte de «un bloque prorestauranción aplaudiendo el decepcionante discurso del Jefe del Estado Felipe VI» y lanzando un golpe al mentón del socialista Emiliano García Page a quien «se le escapó decir que el PSOE tiene que estar en la oposición». —Susana Díaz, Fernández Vara, García Page y Javier Fernández preparan ya la sucesión de Pedro Sánchez

Y el cebo que le ha colocado es la dichosa Ley de Emergencia social para que se retrate. Para que tomen nota los socialistas de que la agenda social la marcan ellos.

Lo preocupante es que Podemos hoy se mueve dos pasos por delante del PSOE marcando la hoja de ruta por la que discurrirá la negociación. Y si no se doblegan a sus exigencias, asumen la posibilidad de ir a unas elecciones en las que Podemos se ve ya ganador.

Porque saben que los complejos que atormentan a Sánchez son los mismos que acosaban a Zapatero cuando negociaba con ETA. Y que las únicas líneas rojas las pondrán ellos. En la debilidad de Sánchez radica la fortaleza de los podemitas.

@lbalcarce

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído