Y ENCIMA DAN LECCIONES DE COHERENCIA

El circo catabatasuno se llena de enanos tras el engaño premeditado por la CUP y ‘Juntos por que sí’

El espectáculo es tan lamentable que hasta la televisión de los Godó tacha de "desmadre" el ridículo de Convergència

El circo del engaño catalán dará mucho de sí con el nuevo ‘president’. Carles Puigdemont, el separatista fanático de Gerona, acusa a España de asfixiar a la pobre Cataluña y a los españoles de ser «invasores» que serán expulsados cuando les toque la hora.

De repartir certificados de catalanidad podría ocuparse su mujer, Marcela Topor, nacida en Rumanía. Puigdemont y su mujer prometen ser más despiadados que los Ceaucescu para limpiar Cataluña de todo lo que huela a España.

El espectáculo ha sido tan lamentable que hasta 8TV, la televisión de Godó, tacha de «desmadre» el ridículo contubernio de los antisistema y los burgueses del 3 por ciento.

El amigo de Pilar Rahola, Josep Cuní, ha sufrido una conversión súbita como la de Enric Juliana —Los lectores de La Vanguardia vapulean a Enric Juliana por cambiar ahora de chaqueta— y ahora denuncia que todo el acuerdo de la CUP y los ahora bautizados como ‘Juntos por que sí’  fue un «engaño premeditado». Otro que se ha caído del guindo de la florsitería de Marta Ferrusola.

Al capitalismo corrupto pujolista le ha salvado la acróbata catabatasuna Anna Gabriel, a quien Puigdemont se acercó a agradecerle su servicio a la patria catalana traicionando a sus votantes.

«No es tiempo para cobardes», dijo el delfín de Mas en su discurso de investidura. No lo dirá por los cuperos que han huido por las alcantarillas como Josep Dencas y los separatistas que dieron el golpe del 34 y estaban sujetando una pancarta a favor de los presos de ETA mientras se cerraba el acuerdo con los convergentes. —La CUP, tras la pancarta de la manifestación a favor de los presos de ETA

La partitocracia catalana nos da lecciones de coherencia y valentía tras admitir que los que no les dieron las urnas lo solucionan con un tamayazo. Por cierto, el contorsionista de este circo, Antonio Baños, te acuerdas cuando dijiste que en la CUP «no había tamayazos».

Y que Sor Lucía Caram deje de llorar por Artur Mas. Según el blog Dolce Cataluña, Mas no pasará apuros económicos tras haber dejado a un monigote de presidente. Mas percibirá durante 4 años €9.122/mes, el 80% de la retribución del presidente de la Generalitat (Mas cobraba €136.835, un 83% más que los € 74.912 que gana Rajoy).

A partir de los 65 años (Mas cumple 60 este 31 de enero), Mas cobrará una pensión vitalicia equivalente al 60% del sueldo del presidente de la Generalitat. Es decir desde enero de 2021 y hasta que fallezca Artur Mas «el generoso» cobrará una pensión mensual de €6.842, o sea un 168% más que la pensión máxima en España (€2.554,49) y casi un 600% más que la pensión de jubilación media (€984,7).

La función circense la cerró el lanzallamas Puigdemont al grito de guerra de la banda terrorista Terra Lliure, «¡Visca Catalunya Lliure!». Tot per Catalunya.

@lbalcarce

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído