DERROTADOS EN LA NEGOCIACIÓN DE LAS MESAS

Podemos amenaza al PSOE y a C’s con nuevas elecciones si no acatan sus exigencias

Albert Rivera ha jugado sus cartas con inteligencia en ese póker clandestino que fue la negociación de la Mesa del Congreso

Detrás de las sonrisas, las lágrimas y el circo de barracas que brindó Podemos en el Congreso de Diputados, Pablo Iglesias ocultaba un cabreo monumental. PSOE Y Ciudadanos le dejaron fuera de juego en la negociación de las mesas del Congreso y del Senado. Doble derrota para bajarle los humos a los arrogantes podemitas. El sueño del líder de Podemos de ser la novia de todos los pactos se esfuma.

Histérico como una prima donna, Iglesias amenazó a Albert Rivera en la COPE con ir a nuevas elecciones, el peor escenario a día de hoy para Ciudadanos. «El búnker no es lo que quería la gente, Albert. Y en las próximas elecciones la gente se va a acordar de esto».

En los pasillos del Congreso se le escuchó a Iglesias decir a Sánchez: «Me decepciona mucho que hayas pactado con el Partido Popular». Y luego se fue a la SER a maldecir al PSOE: «Sus votantes no le van a perdonar que se haya entregado al PP». También acusó a Juan Luis Cebrián de estar dictándole los movimientos de Sánchez.

RIVERA VUELVE A COBRAR PROTAGONISMO

Albert Rivera ha jugado sus cartas con inteligencia en ese póker clandestino que fue la negociación de la Mesa del Congreso.

Rivera llamó a Pedro Sánchez y le propuso un acuerdo para que el exlehendakari socialista Patxi López sea elegido a cambio de que Ciudadanos entre con dos miembros y PP con tres sin la presidencia.

Al PSOE, harto de Podemos por sus exigencias de tener cuatro grupos parlamentarios, el ofrecimiento de Rivera fue mostrarle a los socialista una puerta camuflada para salir del callejón sin salida en el que se encontraba con los bolivarianos.

Una vez que PSOE le dijo sí a Rivera, el líder de C’s le ofreció a Rajoy contar con tres miembros en la Mesa. Rajoy, que unos días antes había dicho ufano que no apoyaría a un socialista como presidente del Congreso porque las elecciones las habían ganado ellos, aceptó a regañadientes.

El presidente en funciones ni siquiera propuso una candidatura alternativa a la de López, como le pedía una parte del comité de dirección de su partido. Prefería una dulce derrota antes que una amarga victoria más,  de las tantas que decoran la estantería del marianismo.

Calculadora en mano, en el peor de los escenarios, el apoyo de los dos miembros de C’s en la Mesa del Congreso le permitirían al PP bloquear las iniciativas radicales de la izquierda populista.

SÁNCHEZ PLANTA A PODEMOS Y LANZA GUIÑOS AL PNV

En el Congreso este 13 enero 2016 se respiró un aire a gran coalición. Sánchez ya ha mostrado sus cartas: rotundo no a la pretensión de Pablo Iglesias de tener cuatro grupos distintos en el Congreso y aviso a Ada Colau de que el PSOE quiere «que voten los catalanes», pero junto a todos los españoles para reformar la Constitución.

El núcleo duro de Sánchez entiende que el 70% de los españoles votó contra el PP y que el cambio son ellos, no Podemos. Hablarán con todos, pero unos están más cerca que otros, como el PNV, pieza clave de sus apoyos en caso de que la gazpacho portugués de izquierdas que haría presidente a Sánchez prospere.

De ahí el guiño del PSOE al cederle un puesto en la Mesa del Senado a los nacionalistas vascos, y de paso nuevo castigo a Podemos, a quien deja fuera de la Mesa de la Cámara Alta.

«Hay quien tiene la tentación de generar un cordón de seguridad entorno a Podemos», ha asegurado sin disimular su enfado Ramón Espinar, portavoz de Podemos en el Senado.

Si a Podemos no se le bajan los humos, la posibilidad de un gobierno de coalición estará cada día más cerca. Deberán aprender que la política es negociación antes que pancarta, teatro y numeritos. Que los podemitas sigan con el circo y verán como le crecen los enanos.

@lbalcarce

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído