El líder socialista inicia el diálogo con Ciudadanos y reprocha a Podemos el "chantajismo"

Pedro Sánchez dice ahora que aceptará ante el Rey ser candidato si el PP lo rechaza de nuevo

Pospone las negociaciones hasta que culmine la segunda ronda de consultas del Jefe del Estado

Pedro Sánchez dice ahora que aceptará ante el Rey ser candidato si el PP lo rechaza de nuevo
Pedro Sánchez. PD

El líder del PSOE habla con Rivera y acuerdan mantener el diálogo, pero la cosa no pinta muy lucida

Como escribía Ignacio Camacho en ‘ABC’, este 23 de enero de 2016, la víspera,con una mezcla de osadía y condescendencia, le confeccionó el podemita Pablo Iglesias al socialista Pedro Sánchez un Gobierno y se autonombró vicepresidente en una oferta humillante.

Cualquier político pertrechado y con cuajo lo habría mandado a hacer puñetas en el acto, por autoestima y por principios, pero el líder del PSOE socialista se quedó bloqueado con una sonrisa mal compuesta (Ni Kerenski ni Chamberlain, sino el pedestre Capitán Concordia).

Ofreció una imagen patética de inferioridad: desprevenido, inerme, incapaz de reaccionar ante un farol tan desahogado.

Y como dice Camacho, en vez de poner en su sitio al autor de una maniobra tan arrogante, le tendió la mano como quien le suplica a un atracador que le deje algo de dinero para volver a casa (Señores del PSOE, no es lluvia; es pis).

«Al declarar que los militantes no entenderían el desacuerdo se reconoció rehén del tipo que lo estaba despreciando. Dispuesto a negociar que le concedan unas migajas de su propio plato».

Pues este sábado, todavía no recuperado y viendo la que tunda que le están dando en los periódicos por ambicios, flojeras y desnortado, Sánchez ha intentado recomponer la figura y dice que “por responsabilidad” recabar apoyos para ser investido presidente del Gobierno si el rey Felipe VI se lo encarga.

Pese a ello, mantiene el criterio de que debe ser un miembro del PP, como partido ganador, el que presente su candidatura. Hasta que no culmine la segunda ronda de consultas, Sánchez no entablará negociaciones pero sí iniciará el diálogo con diversas fuerzas y con Ciudadanos, con especial interés, mientras crece el malestar con Podemos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído