¿Cuáles son las aviesas intenciones de un partido financiado por regímenes como el iraní y el venezolano?

Podemos reclama el control absoluto de los espías españoles

La elección de la vicepresidencia por parte de Pablo Iglesias no era casual, ya que es la que controla el CNI

Podemos reclama el control absoluto de los espías españoles

No deja cabo suelto y todos sus anuncios encierran una clara intencionalidad.

El petulante de Pablo Iglesias quiere tener el control absoluto del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), la Casa de los espías españoles. Para ello, nada mejor que autoproclamarse vicepresidente del Gobierno español, ya que es este cargo el que ahora mismo tiene el control de nuestros espías.

El secretario general de Podemos sabe perfectamente que para tener todo bajo control es esencial tener bajo su mando las áreas de Defensa, del espionaje y hasta de Interior, amén de la cosa mediática.

Por lo pronto, Iglesias ya tiene en mente colocar al ex Jefe de Estado Mayor (JEMAD) Julio Rodríguez como ministro de Defensa.

Si el PSOE cede a sus pretensiones, toda la información sensible para la seguridad nacional que recopilan los espías españoles estaría en manos de un partido, Podemos, nacido gracias a la financiación que sus líderes han recibido de dos regímenes totalitarios: el Gobierno chavista de Venezuela y la teocracia islamista de Irán.

Como ha informado Okdiario, los principales líderes de Podemos han recibido durante los últimos años 4,2 millones de euros de Venezuela (por supuestas labores de asesoramiento a los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro) y al menos otros dos millones de Irán.

UNA DE TOPOS

Lo que preocupa es que, tal y como ha informado Periodista Digital, es que se sospecha de que los ayatolás iraníes han colado un ‘topo’ entre las filas de los diputados de Podemos. Es decir, que los secretos mejor guardados de nuestra seguridad están al albur o al socaire de poder ser conocidos por potencias extranjeras del calado de la de Irán. Para que Dios o Alá nos coja confesados –¿Han colocado los ayatolás de Irán un ‘topo’ entre los diputados de Podemos?

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI), que Podemos aspira a controlar, maneja un presupuesto anual de más de 220 millones de euros y una plantilla de alrededor de 3.500 agentes, buena parte de ellos procedentes de la carrera militar.

Tiene 60 ‘antenas’ distribuidas por todo el planeta, con agentes encargados de conocer sobre el terreno la situación de países aliados y potenciales enemigos, así como cientos de colaboradores externos, que suministran información a cambio de una remuneración económica. Imagínense el panorama si esta información sensible cae en manos de los facinerosos ayatolás o los chavistas de turno.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído