IGLESIAS NO QUIERE SABER NADA DE CIUDADANOS

El tronista Sánchez no encuentra pretendiente para su cursi ‘gobierno de progreso’

Podemos cree que Sánchez no quiere un "gobierno de derechas" y el PSOE les corrige: "Que lo reconsidere"

Mientras los tortolitos de la política española siguen cantándose boleros como si nada, la economía se hunde ante la incertidumbre

El tronista Pedro Sánchez tiene dos pretendientes y ambos de momento se niegan a ir a la cama con él. Albert Rivera le ha dicho que si quiere una relación seria con Ciudadanos primero tiene que abandonar su guerra fría con el PP.

Y Pablo Iglesias ha ejercido todas sus armas de seducción para que Sánchez deje de cortejar a Rivera y solo tenga ojos para Podemos. El encuentro de Sánchez con Iglesias fue cordial, «tejieron espacios de confianza» y entre arrumacos «hablamos de muchas cosas».

El pretendiente podemita promete «ser leal» y jura que defenderá al tronista Sánchez como vicepresidente. «Mi impresión es que Sánchez quiere un gobierno con nosotros ante que con las derechas», dice utilizando el lenguaje guerracivilista de los años 30.

El tronista, guapo y seductor, tira de casta (con perdón) para que su pretendiente bolivariano recapacita: «No se puede romper nada que no haya empezado».

Las primeras citas de Sánchez con sus pretendientes no han despejaron las dudas sobre cómo y con quién piensa articular esa cursilería que denomina «gobierno de progreso».

¿Cómo se entiende que después de una hora y cuarto de reunión no hayan sido capaces Iglesias y Sánchez de decidir al menos si van o no a negociar juntos?

«La puerta va a seguir abierta para Pablo Iglesias y Podemos», concluye el tronista por el temor de que el ‘comando Corcuera’ la derribe de una patada y los pille negociando sillones y ministerios.

Mientras los tortolitos de la política española siguen cantándose boleros como si nada, la economía se hunde ante la incertidumbre: los inversores contienen la respiración por el miedo a que el tsunami de un Frente Popular les barra sin contemplaciones.

Un ejemplo: Leroy Merlin, con más de 370 tiendas en España, ha ordenado no poner un euro más en nuestro país hasta nuevo aviso.

La pregunta que se hacen los españoles es quien gobierna este carajal mientras el tronista y sus pretendientes para echar al PP con discursos tendenciosos de ambigüedad cuidadosamente calibrada. 

@lbalcarce

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído