"Nuestra voluntad de pactar con el PSOE es plena"

Íñigo Errejón: «Si hay nuevas elecciones, en Podemos las disfrutaremos»

"Que Rajoy deje La Moncloa sería un magnifico ejercicio de higiene y salud democrática, pero eso no es el cambio"

Íñigo Errejón: "Si hay nuevas elecciones, en Podemos las disfrutaremos"
El podemita Iñigo Errejón. PD

Para el acuerdo con el PSOE hacen falta compromisos pero también garantías, y para nosotros la garantía es que sea un gobierno de equilibrio y paritario

La entrevista, larguísima, se la hace Esther Palomera y aparece este 11 de febrero de 2016 en The Huffington Post.

Habla el número 2 de Podemos y aspirante a ministro del Interior en el posible Gobierno de Pedro Sánchez, de casi todo todo, pero hemos seleccionados dos párrafos (A Errejón se le borra la sonrisa en su entrevista en Onda Cero: «¿Devolvió usted el dinero de la beca de la Universidad?»):

¿El suyo no es también un juego táctico dentro una gran representación teatral cuyo final son unas nuevas elecciones?

No, en absoluto. Esto es una propuesta en firme para ponernos a trabajar en una situación de empate histórico ante el que nos han puesto los españoles. Las fuerzas que quieren conservar lo que existe no pueden conservarlo sin modificar cosas. Pero las fuerzas que queremos que cambien en lo fundamental, que haya transformaciones estructurales, todavía no tenemos la fuerza suficiente como para conducirlo en primer lugar o en solitario. ¿Y cómo hacemos? Unos no pueden darle al rebobinar y nosotros no podemos darles hacia adelante tan rápido como nos gustaría. ¿Cómo hacemos? Pues es momento de compromisos. Y el resultado del 20 de diciembre nos obliga a un compromiso entre fuerzas diferentes porque es lo que nos han dicho los españoles. Y ¡cuidado! porque ese empate, en mi opinión, no se resuelve con unas nuevas elecciones porque tiene un importante componente generacional. Hay cortes generacionales que votan ya muy mayoritariamente por el cambio y sectores de población de más edad que mantienen su voto en las fuerzas políticas tradicionales. Eso no se soluciona con un mes más. Así que podemos tener unas nuevas elecciones y que se muevan tres escaños arriba o diez abajo, un punto y medio arriba o dos puntos abajo, pero el tablero puede ser casi el mismo (Iñigo Errejón intenta borrar el rastro de los tuits donde mostraba su simpatía por el mundo abertzale y proetarra).

¿Qué gana Podemos en un gobierno presidido por un partido de la casta?

Obligar a cosas que no harían solos y, por tanto, ponernos a la altura de un momento que no tiene todavía las condiciones que habríamos elegido nosotros. Hay condiciones para tener un gobierno que revierta las privatizaciones o los recortes; que ponga medidas para que no haya ninguna familia que se quede sin prestaciones cuando tiene a todos sus miembros en paro; que habilite viviendas para víctimas de violencia machista que no tienen alternativa habitacional; que frene los desahucios… Se puede hacer. Hacen falta compromisos pero también garantías, y para nosotros la garantía es que sea un gobierno de equilibrio y paritario (La UDEF le da otra vuelta de ‘Tuerka’ a los ingresos de Iglesias y Errejón).

Vamos, que si el PSOE pacta con ustedes es cambio y, si no, sigue siendo casta. ¿Es eso?

Somos el vector de cambio y podemos empujar a otros actores a ir más lejos de lo que ellos irían. Lo hemos visto en los ayuntamientos donde hemos tenido fuerza o hemos podido ser decisivos. Hemos empujado a otras formaciones a ir un poquito más allá de lo que, dejados a su libre albedrío, habrían hecho. Claro, si tú me preguntas ¿si en vez de cinco millones y un 21% de votos tuvierais el doble? Pues tendríamos más capacidad para conducir esos cambios. Vamos a jugar con esa fuerza para ponerla al servicio de que las cosas avancen lo máximo posible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído