ASÍ AFRONTÓ PODEMOS LA CRISIS DE MONEDERO EN 2015

Los informes de marketing para Podemos: «cuando algo está mal, ¡frases de distracción!»

Sobre el escándalo de Monedero en 2015: "Está mal fiscalmente, pero no hay que decirlo"

Los informes de marketing para Podemos: "cuando algo está mal, ¡frases de distracción!"
Juan Carlos Monedero. EP

Los informes de comunicación y marketing elaborados para Podemos en 2015, más allá de lo ridículo de los pestañeos por minuto de Pablo Iglesias o del querer parecerse al populismo ‘pata negra’ de Esperanza Aguirre o al lideragzo de Hugo Chávez, centraron un tema con relevancia y gravedad: las triquiñuelas fiscales de Juan Carlos Monedero —«Es el rey del chanchullo»–.

Volvía ayer tan campante el filósofo de Podemos, Monedero, a aparecer en un plató después de mucho tiempo —El Monedero más ‘chuleta’ vuelve a un plató entre «falacias y mentiras», incapaz de explicar la relación de Podemos con Irán y Venezuela –, y eso que durante varios meses los llegó a convertir en una parte de su rutina. Vivía en las tertulias políticas defendiendo los intereses podemitas, hasta que no pudo esconder los 425.000 euros que cobró de una tacada del gobierno venezolano y que fiscalizó como sociedad en lugar de como persona física —¿Y si los 425.000 euros de Monedero fueran la punta del iceberg de la financiación de Podemos por parte de Venezuela?–. Con Hacienda de por medio, se vio olbligado Monedero a hacer una declaración parlamentaria, una rueda de prensa llena de escondrijos y finalmente, a echarse a un lado del partido y de los medios.

Mientras se vivió la crisis Monedero en Podemos en el arranque de 2015, las consignas del informe de comunicación para todos los podemitas fueron claras y así las cumplieron. Tal y como publica El Confidencial:

«Eso está fiscalmente mal, pero es muy noble», sugiere el documento a sus dirigentes, antes de advertirles de que, en cualquier caso, era preferible guardar silencio. «No hay que decirlo porque además estamos aún pendientes de estrategia de 2014».

Los asesores de Podemos insistieron, por ello, en que se evitara «mencionar nada que tenga que ver con la sociedad de 2014 (ya veremos cómo gestionamos 2014)»; «intentar evitar decir que se ha estado financiando La Tuerka con ese dinero»; y recordó que «todo lo que se ‘diga de más’ puede atar las manos para maniobrar respecto a 2014».

Para responder a las acusaciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, los expertos en comunicación del partido recomendaron remarcar la supuesta transparencia del partido. «Publicamos lo que nadie publica y nos ponemos las autolimitaciones que nadie se pone para ir a la vanguardia en transparencia, rendición de cuentas e independencia financiera», propusieron los informes, el mismo argumento que utilizó el propio Pablo Iglesias para reaccionar a las informaciones sobre la investigación que está realizando la UDEF sobre la financiación de Podemos a través de la televisión de Irán en España.

El dosier sugirió las siguientes frases de distracción: «El mismo día que aparece la lista Falciani con las cuentas en Suiza de muchos españoles [este diario publicó la noticia ese mismo día], algunos llevan en su portada el dinero que tiene Monedero en España»; «Ahora parece ser delito tener dinero en la cuenta, pero no lo es llevarse el dinero a Suiza, ¿Qué criterio periodístico hace que lo primero sea portada y lo segundo no aparezca en ninguna parte?»

Te puede interesar

Autor

José Pablo González

Licenciado en periodismo en 2010. Canterano del diario ABC, actualmente es redactor de política, portadista y responsable del área audiovisual de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído